Serias inundaciones se registraron en varios pueblos debido a los remanentes de una ondulación de humedad tropical.

El radar Doppler estimó que la región metropolitana acumuló esta madrugada entre una a seis pulgadas de agua debido a una intensa jornada de lluvias que se desarrolló a raíz de los remanentes de una ondulación de humedad tropical, que pasó sobre la isla el pasado fin de semana.

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan precisó que las lluvias se dieron en un período no mayor a tres horas, por lo que dicha acumulación de agua en corto tiempo generó inundaciones en varios pueblos, así como deslizamientos de tierra.

Humedad residual fue lo que ocasionó esta actividad de aguaceros particularmente en la zona costera del norte de Puerto Rico, con acumulaciones mayores en la zona metro. Fue una jornada que comenzó luego de la medianoche y su intensidad mayor fue en un lapso de tres horas”, detalló a El Nuevo Día la hidróloga Odalys Martínez, quien labora en la agencia meteorológica.

De acuerdo con el mapa de acumulaciones generado por el radar, San Juan, Cataño, Bayamón, Toa Baja y Guaynabo fueron los pueblos más afectados debido a la lluvia. Sin embargo, la precipitación se dio sobre una línea imaginaria de este a oeste que comenzó en Río Grande y se extendió hasta Isabela.

La agencia meteorológica, incluso, emitió un aviso de inundaciones repentinas para Bayamón, Cataño, Guaynabo y San Juan debido a la intensidad de las lluvias. Otros pueblos tales como, Carolina, Loíza, Toa Baja, Vega Baja y Vega Alta, también estuvieron bajo advertencia en algún momento de la madrugada.

Una pulgada de lluvia equivale a 17,380,000 galones de agua en una milla cuadrada, confirmó anteriormente el SNM a este medio.

La severidad de una acumulación como esta depende de múltiples factores: saturación de los suelos, planificación urbana (si el área tiene poco drenaje) y la topografía del terreno (si es terreno montañoso o es un valle). No obstante, una pulgada de lluvia, típicamente, es suficiente para generar inundaciones urbanas.

El alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz, indicó en una entrevista radial que a las 7:00 a.m. ya tenían contabilizadas unas ocho casas donde el agua entró a las residencias a raíz de las inundaciones.

“Desde lo que es comunidad río Bayamón, el área de Lomas Verdes, y sigues hacia al norte en toda la número dos, donde está Jardines de Caparra, Valles del Sol, Alborada, el Fondo del Seguro del Estado, Villa España y Santa Rosa”, detalló el ejecutivo municipal acerca de las áreas donde hubo reportes de inundaciones (WKAQ 580).

Mientras, la Policía reportó un deslizamiento de tierra en la PR-858 del barrio Cacao y cercano a la urbanización Remanso el Taíno en Carolina.

Asimismo, en la PR-3, la avenida Roberto Clemente y la PR-887, todas en Carolina, la Uniformada también reportó áreas intransitables debido a las lluvias.

¿Cuál es el pronóstico para hoy?

Cuestionada sobre el pronóstico a mediano y largo plazo para las zonas que recibieron la lluvia, Martínez señaló que “el agua ya debe ir drenando” y que ahora las condiciones del tiempo regresan a un patrón más típico de esta temporada.

“En términos general, la vaguada se irá retirando y la humedad continuará disminuyendo. Ciertamente, se esperan aguaceros en esta tarde, pero debería ser mayormente en el oeste”, anticipó la meteoróloga.

“El resto de la semana estará mayormente con un patrón típico de lluvias en el oeste en horas de la tarde”, añadió.

Entretanto, la experta resaltó que las condiciones marítimas continuarán mejorando gradualmente, aunque existe un riesgo alto de corrientes marinas que continuará, al menos, hasta el próximo miércoles.

“El oleaje debe permanecer en seis pies, hasta el miércoles, para las aguas del Atlántico, y en el Caribe debe permanecer hasta cinco pies hasta mediados de semana”, puntualizó.

💬Ver comentarios