Un hombre se echa agua por encima de la cabeza ante la alta sensación de calor.
Imagen de archivo de un hombre que se echa agua por encima de la cabeza ante la alta sensación de calor. (Shutterstock)

Ante la probabilidad de que miles de personas sigan sin servicio eléctrico y de agua potable por los próximos días, el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan adelantó que el pronóstico del tiempo a mediano plazo proyecta la continuación de condiciones calurosas en la Puerto Rico.

Esta ola de calor que experimenta la isla es un resultado típico tras el paso de un ciclón por la región: el sistema deja humedad en el ambiente al tiempo que cambia la dirección del viento para que sople desde el sur, y la combinación de ambos factores propicia índices de calor elevados.

En este caso, la carga de vapor de agua (valores de agua precipitable) que dejó Fiona luego de pasar sobre la isla está por encima del valor promedio o típico para esta temporada, desde un punto de vista climatológico.

Ante eso, la meteoróloga Lee Ann Inglés Serrano indicó a El Nuevo Día que mientras no se reduzca la humedad y el viento continúa soplando desde el sur-sureste, los índices de calor por encima de los 100 grados Fahrenheit (°F).

“Por ejemplo, mañana (el calor) no estará tan fuerte como para emitir una alerta, pero sí los índices de calor pueden estar entre 102 y 107 grados”, indicó vía telefónica.

“Obviamente, cualquier índice de calor por encima de los 100 grados representará un riesgo para las personas, porque como no tienen acondicionador de aire...así que deben tomar en consideración que mañana, también, va a continuar un patrón caluroso a través de la costa norte”, abundó.

Índices de hasta 107 °F representan un riesgo de calor, la escala más baja del nivel de alerta por estas condiciones, desde que se inció su uso el año pasado.

El riesgo de calor implica que el pronóstico del SNM considera probable que se experimenten índices de calor entre los 100 a 107 °F, lo que representa una amenaza leve.

Mientras, la advertencia de calor, el segundo nivel de alerta, se emite cuando se pronostica un índice de calor entre 108 °F a 112 °F, lo que se traduce a una amenaza media.

Por último, el más alto nivel en esta escala de alertas en Puerto Rico es el aviso de calor extremo y representa una amenaza alta de estas condiciones. Cuando se emite dicha alerta significa que se pronostican índices de calor de sobre 113 °F.

Este último nivel de alerta se emitió este jueves por primera vez en Puerto Rico.

Lee más sobre los niveles de alerta por calor en la isla aquí.

Además del calor, se espera un aumento en lluvias a partir de la tarde de mañana, viernes, por la humedad que llegará hasta la región debido al Invest 98L. Esta onda tropical con elevado potencial de desarrollo ciclónico pasará a una distancia segura de la isla, sobre aguas del mar Caribe.

Fiona producirá una marejada en los próximos días

Aunque el huracán Fiona se encuentra a cientos de millas al norte del Caribe, la intensidad del ciclón y los efectos de su baja presión propiciarán que un evento de marejada llegue en los próximos días hasta la costa norte de Puerto Rico.

Fiona se mantiene como un huracán de categoría 4 con vientos máximos sostenidos de 130 millas por hora y ráfagas más fuertes.

“Desde las ocho de la mañana de hoy hasta las ocho de la noche de mañana, viernes, tendremos una advertencia para operadores de pequeñas embarcaciones por condiciones picadas en aguas del Atlántico. Además, tenemos el riesgo alto de corrientes marinas para toda la costa norte”, precisó Inglés Serrano.

De momento, no se ha emitido una advertencia por resacas fuertes o de inundaciones costeras.

“Lo que esperamos son condiciones picadas en aguas expuestas al Atlántico”, apuntó la meteoróloga.

El oleaje estará en los siete pies de altura, aunque ocasionalmente puede ser más alto.

💬Ver comentarios