Foto de archivo de intenso oleaje en  balnerario del Escambrón.
Foto de archivo de intenso oleaje en balnerario del Escambrón. (David Villafañe Ramos)

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) advirtió que las condiciones marítimas para este domingo continuarán peligrosas, por lo que exhortó a los ciudadanos a ejercer precaución.

Aunque la orden ejecutiva vigente sobre el COVID-19 no permite el uso de las playas para bañistas, el meteorólogo Emanuel Rodríguez señaló que el oleaje en el océano Atlántico está entre 8 a 10 pies, mientras que el mar Caribe está entre 4 a 10 pies, debido a fuertes vientos asociados al dominio de un sistema de alta presión el norte de Puerto Rico.

Ante eso, está en efecto una advertencia para operadores de embarcaciones pequeñas, riesgo alto de corrientes marinas y una advertencia de resacas fuertes para el norte y este de Puerto Rico, así como para la isla municipio de Culebra. Esta última advertencia estará vigente hasta mañana por la mañana.

“Este viento también está atrastrando unos grupos de nubosidad sobre la región, no tanto de lluvia, pues realmente la masa de aire está seca. Esto quiere decir que podríamos ver alguna interrupción de lluvia en el este y en la tarde en el oeste, pero no debe ser nada significativo”, estableció el experto a El Nuevo Día.

“Este patrón debería continuar, por lo menos, hasta el martes. De hecho, de mañana en la noche al martes tenemos un parcho de humedad más grande que sí podría traer un aumento en la actividad de aguaceros”, explicó.

Sobre las temperaturas, indicó que se mantuvieron durante la madrugada se mantuvieron agradables para varios sectores de la isla. Por ejemplo, en Cayey y San Germán la temperatura bajó a los 61 grados, mientras que en Jayuya se colocó en los 63 grados Fahrenheit.

En San Juan, sin embargo, se registró una temperatura mínima de 73 grados. Para el resto del día, la temperatura rondará entre los medios 60 grados y altos 80 grados Fahrenheit.