Imagen animada del satélite infrarojo que muestra al Invest 92L acercándose a las Antillas Menores durante la mañana del martes, 28 de julio de 2020.
Imagen animada del satélite infrarojo que muestra al Invest 92L acercándose a las Antillas Menores durante la mañana del martes, 28 de julio de 2020. (NOAA)

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) advirtió hoy, martes, que la onda tropical que vigilan con rumbo al Caribe traería lluvia y vientos fuertes independientemente de si se convierte en una tormenta tropical o no.

De modo que el meoteorólogo Ian Colón Pagán exhortó a la ciudadanía a hacer sus ajustes y revisar todos sus planes de emergencia ante el posible paso cercano de llamado Invest 92L.

“Independientemente de si se convierte en una tormenta tropical o no, Puerto Rico va a recibir mucha lluvia y vientos fuertes a partir de la noche del miércoles”, explicó.

El sistema de baja presión se mantiene como una onda tropical fuerte a 500 millas al este de las Antillas Menores y no ha logrado definir su centro de circulación, según la más reciente información del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

“Se espera que continúe así. Muestra un poco de desorganización y como es amplio se le dificulta organizar su centro. Sí, aumentó el porcentaje de posibilidad de desarrollo, pero sus condiciones en cuanto a formación están iguales”, dijo Colón Pagán.

Actualmente, el NHC estima en un 80% la probabilidad de desarrollo ciclónico en 48 horas y 90% en cinco días para el Invest 92L.

Aunque se encuentra en una zona favorable para su desarrollo, la fuerte onda tropical está enfrentando una extensa masa de aire seco y polvo del Sahara que limita su capacidad para ampliar sus zonas de nubosidad y tronadas para fortalecerse.

“Existe mucha incertidumbre. El sistema no ha logrado formarse y por eso se desconoce cuál será su intensidad sobre nosotros, pero la ciudadanía debe saber que independientemente de si se convierte en una tormenta tropical o no, Puerto Rico va a recibir mucha lluvia y vientos fuertes a partir de la noche del miércoles y la madrugada del jueves”, estableció Colón Pagán.

“Es momento de revisar los planes de emergencia y tomar medidas. No tenemos estimados de cuánta lluvia caerá, pero, de nuevo, una vez haya más certeza de sus condiciones sabremos cuál sería el impacto”, abordó.

Un avión caza huracanes volará hacia el sistema en horas de esta tarde para tomar datos más específicos sobre su movimiento de traslación y la velocidad de los vientos con fuerza de tormenta.

El NHC insiste en que durante los próximos días es posible que el disturbio se convierta en una depresión tropical o tormenta tropical.

De concretar su desarrollo ciclónico, esta sería el noveno ciclón tropical en formarse durante esta temporada de huracanes, y su nombre sería Isaias. Además, su formación establecería un precedente puesto que nunca en la historia climatológica se habían formado nueve tormentas antes de agosto que es cuando comienza el pico de la temporada.