Imagen infrarroja del satélite que muestra la nubosidad de la onda tropical que se encuentra sobre Puerto Rico este sábado, 30 de julio de 2022.
Imagen infrarroja del satélite que muestra la nubosidad de la onda tropical que se encuentra sobre Puerto Rico este sábado, 30 de julio de 2022. (NOAA)

Aunque no es fuerte ni vigorosa, una onda tropical que pasa hoy, sábado, sobre la región provocará tronadas localizadas y fuertes aguaceros sobre varios sectores de Puerto Rico, sobre todo, en aquellos que ubiquen en el área este, norte y norte-central, incluida la zona metropolitana, informó el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan.

El disturbio, según la meteoróloga Cecille Villanueva, podría afectar las actividades al aire libre y dejar algunas acumulaciones de agua en aquellas áreas con poco drenaje.

“La onda tropical estará pasando el día de hoy, así que será una transición gradual. Esperamos que en horas de la mañana se mantenga afectando esos sectores y ya, especialmente, a medida que estemos entrando a horas de la tarde estaríamos viendo que con esta humedad de la onda tropical se podría combinar con el calor diurno y efectos locales y esa actividad se daría en el oeste de Puerto Rico”, explicó la experta a El Nuevo Día.

“Todo va a depender de cómo esta onda tropical se comporte en las próximas horas”, añadió.

De acuerdo con las gráficas de pronóstico del SNM para hoy, la probabilidad de lluvia sobre Puerto Rico fluctúa entre 60 a 80 por ciento, pero la mitad este de la isla es la que refleja mayor oportunidad de lluvias.

Precisamente, la agencia meteorológica dispuso que para hoy existe un riesgo moderado de inundaciones urbanas y pequeños riachuelos para esas áreas, así como un riesgo bajo de tronadas.

Mapa que muestra los niveles de riesgo de inundaciones urbanas y pequeños riachuelos para este sábado.
Mapa que muestra los niveles de riesgo de inundaciones urbanas y pequeños riachuelos para este sábado. (WFO San Juan)

Además, la meteoróloga advirtió que las condiciones marítimas se mantendrían inestables y peligrosas mientras duren los efectos de la onda tropical en la región.

Tenemos una advertencia para operadores en aguas mar afuera en el Atlántico. Tenemos oleaje picado y también estará ventoso, sobre todo, en aquellos lugares cercanos a los aguaceros o tronadas de esa onda tropical”, precisó.

El viento sopla del este a razón de 17 nudos (20 millas por hora), por lo que el oleaje se mantendría picado hasta que disminuya la velocidad del viento.

La advertencia para operadores de embarcaciones pequeñas estaría en vigor hasta esta noche, pero prevalecerá el riesgo de corrientes marinas.

“Tenemos un riesgo alto de corrientes marinas para todas las playas de la costa norte y este de Puerto Rico. Lo tenemos hasta, por lo menos, mañana. Así que para toda la población, si las condiciones comienzan a mejorar y quieran visitar las playas, pues que ejerzan precaución porque hay un riesgo alto de corrientes marinas”, exhortó la experta.

“Detrás de la onda tropical tenemos una masa de aire con polvo del Sahara, así que vamos a ver una transición: la intensidad de la onda irá disminuyendo según vaya llegando el polvo del Sahara”, anticipó Villanueva.

Por ende, personas con padecimientos respiratorios, alergias o pacientes de asma deberían comenzar a tomar precauciones o consultar a su médico, ante la eventualidad de que ya mañana al amanecer haya bruma en el ambiente.

De momento, no hay zonas bajo sospecha de desarrollo ciclónico en el Atlántico Tropical.

💬Ver comentarios