Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El obispo católico de la diócesis de Erie, Pensilvania, Lawrence Persico. (AP)
El obispo católico de la diócesis de Erie, Pensilvania, Lawrence Persico. (AP)

Harrisburg, Pensilvania — Más 1,000 niños _y posiblemente muchos más _ fueron víctimas de abuso sexual por parte de centenares de sacerdotes católicos en seis diócesis de Pensilvania, aunque funcionarios eclesiales tomaron medidas para encubrirlo, dice un reporte de un jurado investigador dado a conocer el martes.

💬Ver comentarios