Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Los científicos señalan que el virus se formó naturalmente en los murciélagos, y que la teoría principal es que la infección en los humanos comenzó en un mercado de animales de la ciudad china de Wuhan. (AP / Alex Brandon)
Los científicos señalan que el virus se formó naturalmente en los murciélagos, y que la teoría principal es que la infección en los humanos comenzó en un mercado de animales de la ciudad china de Wuhan. (AP / Alex Brandon)

Washington — El presidente Donald Trump y algunos de sus funcionarios coquetean con una teoría atípica de que un laboratorio chino liberó al coronavirus al mundo. Sin presentar evidencia alguna, intentan nuevamente culpar a China por las infecciones y decesos relacionados al COVID-19 en Estados Unidos.