Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

En esta foto del 6 de enero del 2021, partidarios del presidente estadounidense Donald Trump se congregan delante del Capitolio estatal en Oklahoma City, Oklahoma. (Sue Ogrocki)

Washington - El presidente Donald Trump dejó numerosas pistas claras de que trataría de destruirlo todo antes abandonar la Casa Blanca. Las pistas están en toda una vida en la que se ha negado a admitir derrotas. Abarcan una presidencia macada por una retórica cruda, furiosa, teorías de conspiración y una suerte de camaradería con “patriotas” de las filas de extremistas de derecha. Las pistas aumentaron a la velocidad de la luz cuando Trump perdió la elección y se negó a admitirlo.

💬Ver comentarios