Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El presidente Donald Trump. (The Associated Press)

Los comicios presidenciales de Estados Unidos parecen haberse vuelto una elección zombi, pues Donald Trump no deja de impugnar su validez. Pese a decenas de derrotas legales y de procedimiento, su equipo de campaña sigue presentando nuevas demandas que no tienen esperanzas de éxito y haciendo nuevas acusaciones infundadas de fraude.