Agentes de policía trabajan en la escena de un tiroteo masivo en el Walmart Supercenter en Chesapeake, Virginia.
Agentes de policía trabajan en la escena de un tiroteo masivo en el Walmart Supercenter en Chesapeake, Virginia. (Agencia EFE)

Washington - El autor del tiroteo en un supermercado en Estados Unidos ocurrido anoche, en el que fueron asesinadas seis personas, era un empleado de la tienda que, aparentemente, se suicidó después, según confirmó la Policía este miércoles en una rueda de prensa.

Según explicó Mark Soleski, jefe de policía de Chesapeake, la localidad de Virginia donde se produjo el suceso, cuando los agentes llegaron al supermercado, pocos minutos después de la primera llamada de emergencia, se encontraron al tirador ya muerto por un disparo que, creen, se hizo a sí mismo.

Soleski confirmó los seis fallecidos -siete con el autor- y cuatro heridos que están ingresados en hospitales de la zona.

El jefe de policía explicó que el autor del tiroteo utilizó una pistola para disparar y no dio más detalles sobre él, salvo que era un hombre y empleado de la cadena Walmart, pero no pudo confirmar si era supervisor ni si se encontraba trabajando en ese momento.

Sin embargo, hay testigos que ya confirman ese detalle. En declaraciones a la cadena ABC, Briana Tyler, una empleada de la tienda, dijo que su supervisor entró en la sala de descanso de los empleados y abrió fuego contra ellos.

“No dijo una palabra, no dijo nada, solo apareció y empezó a disparar”, dijo esta testigo, que aseguró que el tirador no apuntaba a nadie en especial, sino que disparaba al primero que tenía a la vista.

“Era el supervisor sobre el que todo el mundo tenía, ya sabe, algo que decir”, dijo del tirador esta testigo, quien en cualquier caso señaló que “nada” apuntaba a que pudiera acabar cometiendo un crimen de este tipo.

La Policía fue alertada de los hechos a las 10:12 de la noche, hora local del martes, cuando el supermercado Walmart todavía se encontraba abierto.

Una cuarentena de vehículos de emergencias se desplazaron hasta el lugar, en el que también se desplegó un enorme operativo policial, que permanece en la tienda por la mañana.

El jefe de policía insistió en la rueda de prensa en que habrá que procesar todas las pruebas y hablar con los testigos antes de poder dar más detalles.

De momento, se desconocen las causas del ataque. Las autoridades registraron la casa del atacante, pero Solesky no dio su nombre, porque su familia no había sido notificada todavía.

Es el segundo tiroteo masivo en Estados Unidos en cuestión de días.

Hace tres días, un hombre mató a tiros a cinco personas e hirió a 17 en un club nocturno gay de Colorado. En mayo, la nación se vio sacudida por la muerte de 21 personas en un tiroteo escolar en Uvalde, Texas.

💬Ver comentarios