Servicio de noticias
Producido externamente por una organización que confiamos cumple con las normas periodísticas.
La Casa Blanca condena la muerte de civiles en Rafah, pero no prevé cambios de política hacia Israel

John Kirby, vocero de Consejo de Seguridad Nacional, dijo que el ejército israelí no cruzó la “línea roja” planteada por el presidente Joe Biden para retener futuras transferencias de armas

28 de mayo de 2024 - 5:43 PM

John Kirby, vocero de Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, en conferencia de prensa en la Casa Blanca, en Washington. (Susan Walsh)

Washington — La Casa Blanca condenó el martes la muerte de decenas de civiles como resultado de un bombardeo israelí en Rafah, pero indicó que no está planeando cambios de política como resultado de las acciones de Israel.

John Kirby, vocero de Consejo de Seguridad Nacional, dijo el martes a los reporteros que Israel no cruzó la “línea roja” planteada por el presidente Joe Biden para retener futuras transferencias de armas y que a Estados Unidos le parece que Israel no lanzará una invasión a escala completa en la ciudad del sur de Franja de Gaza.

“Todo lo que nosotros vemos nos dice que no están avanzando hacia una mayor operación terrestre en centros poblados en el centro de Rafah”, señaló el funcionario.

Por su parte, la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, dijo este martes que “la palabra trágico ni siquiera empieza a describir” el ataque israelí contra el campo de desplazados en Rafaha, en el que murieron 45 personas.

Harris hizo esas declaraciones al ser preguntada por ese bombardeo durante una ceremonia en Washington para la toma de posesión de Courtney O’Donnell como embajadora estadounidense ante la UNESCO.

La vicepresidenta no respondió a una segunda cuestión sobre si ese ataque cruzaba una “línea roja” en la política de Estados Unidos hacia Israel.

En una entrevista con la CNN el pasado 8 de mayo, Biden advirtió por primera vez que dejaría de suministrar a Israel cierto armamento ofensivo, que reconoció ha sido utilizado para matar a civiles en Gaza, si el primer ministro, Benjamín Netanyahu, ordenaba invadir Rafah.

Estados Unidos ha avisado a Israel de que se opone a una operación a gran escala en Rafah, pero hasta ahora la Administración de Biden ha mantenido que las actuales operaciones militares son de alcance limitado.

El ataque aéreo israelí, en el que murieron unos 45 palestinos, muchos de ellos niños, afectó a un campamento de tiendas de campaña para personas desplazadas en Rafah, en el sur de Gaza, donde la guerra ha causado unos 36,000 muertos.

Tras conocerse el incidente, Netanyahu afirmó que la muerte de civiles en Rafah era un “trágico percance”.

Los fallecidos se encontraban en una supuesta “zona segura” en el barrio de Tal al Sultan, en el noroeste de Rafah, donde había cientos de personas desplazadas en un campamento improvisado que Israel aún no había ordenado evacuar.

El Ejército israelí informó de que se trató de una “operación precisa basada en inteligencia” dirigida a eliminar a dos altos mandos de Hamás que se encontraban en un edificio en la zona, aunque admitió que luego se generó un incendio que provocó un alto número de víctimas mortales.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: