La tormenta se mueve hacia el noroeste de Estados Unidos. (NOAA)
La tormenta se mueve hacia el noroeste de Estados Unidos. (NOAA)

Morehead City, Carolina del Norte — La tormenta tropical Arthur comenzó a alejarse de la costa de Carolina del Norte el lunes luego de provocar fuertes lluvias, mientras los meteorólogos advertían que el fenómeno también podría generar fuerte oleaje y corrientes de resaca a lo largo de la costa este de Estados Unidos.

Es otro inicio anticipado de la temporada de huracanes del Atlántico.

Arthur, la primera tormenta con nombre de la temporada del Atlántico, se formó el sábado en las aguas frente a la costa de Florida, marcando el sexto año seguido que se desarrolla una tormenta con nombre antes del 1 de junio.

Mientras el centro de Arthur pasaba junto a Carolina del Norte, una parte de la costa que incluye a Newport y Havelock registró más de 10 centímetros (4 pulgadas) de lluvia el lunes, de acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología. Otras áreas a lo largo de la costa tuvieron 5 centímetros (2 pulgadas) o más, lo que causó inundaciones en algunas carreteras secundarias.

Se registraron ráfagas de viento de por lo menos 40 millas por hora en al menos dos lugares de los Bancos Externos, añadió el servicio meteorológico.

Arthur se movía al noreste a 16 mph el lunes, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, sobre una trayectoria hacia el este que se prevé aleje su centro de la costa de Carolina del Norte.

A las 5:00 p.m., el centro de la tormenta se ubicaba a 40 millas al este-noreste de Cape Hatteras, Carolina del Norte. Arthur tenía vientos máximos sostenidos de 50 mph.

Mike Sprayberry, director de Manejo de Emergencias de Carolina del Norte, dijo que la acumulación de agua estancada había provocado el cierre de una carretera en los Bancos Externos y de otra autopista en territorio continental. Otras carreteras secundarias se habían inundado. Por lo demás, dijo que las condiciones eran estables y que no se habían reportado otros problemas graves en el estado.

Sin embargo, alertó que el oleaje sigue siendo peligroso y pidió a la gente tener cuidado cerca del agua, incluso cuando la tormenta va mar adentro.