Imagen de un laboratorio donde toman muestras para desarrollar una vacuna contra el COVID-19.
Imagen de un laboratorio donde toman muestras para desarrollar una vacuna contra el COVID-19. (Agencia EFE)

Washington - La variante del COVID-19 detectada en el Reino Unido se convirtió en la cepa del virus que más circula en Estados Unidos, donde también han llegado las mutaciones registradas en Brasil y Sudáfrica, confirmaron este miércoles los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

“Nuestras últimas estimaciones indican que la variante B.1.1.7 es ahora el linaje (del virus) más común que circula en Estados Unidos”, dijo la directora de los CDC, Rochelle Walensky, en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Todos los estados de Estados Unidos han registrado ya casos de la cepa británica, conocida formalmente como B.1.1.7, y el número de contagios confirmados de esa variante supera los 16,275, de acuerdo con los CDC.

La variante B.1.1.7 se identificó por primera vez en los Estados Unidos en diciembre del 2020. Según los CDC, dicha variante, detectada originalmente en el Reino Unido, tiene aproximadamente un 50% de aumento en contagios de COVID-19. Además, se ha detectado que produce un probable aumento en hospitalizaciones y muertes por el coronavirus.

Estados Unidos suma, además, al menos 386 infecciones de la variante detectada en Sudáfrica (B.1.351), presente en 36 de los estados y territorios del país; y 356 de la registrada en Brasil (P.1), que ya está en 25 de las regiones, según la misma fuente.

Los expertos también han detectado cepas regionales del virus, entre ellas una en California y una en Nueva York, aunque los CDC no han ofrecido hasta ahora datos sobre cuántos contagios están relacionados con esas variantes.

Florida es el estado con más casos confirmados de la variante B.1.1.7, con al menos 3,192, seguido por Michigan (1,649 ), donde las hospitalizaciones por COVID-19 se han triplicado en el último mes, según los CDC.

En cuanto a la variante detectada por primera vez en la Amazonía brasileña, que también es mucho más contagiosa que la cepa original, Florida también encabeza la lista de contagios con al menos 84, seguida de Massachusetts (82), Illinois (77) y California (34).

Carolina del Sur es el estado con más infecciones confirmadas de la cepa registrada originalmente en Sudáfrica (75), seguido de Maryland (44), Virginia (37), Carolina del Norte (29) y Florida (25), indican los datos de la CDC.

Aunque la media de muertes diarias por COVID-19 en Estados Unidos ronda las 800, el nivel más bajo desde noviembre; los contagios están subiendo en varios estados del país, algo que las autoridades atribuyen a la fatiga pandémica y a la expansión de las nuevas variantes del virus.

La incidencia de casos “es demasiado alta para pensar que hemos ganado la carrera” contra el virus, advirtió estre miércoles Walensky.

La velocidad de vacunación, con una media de 3 millones de dosis administradas al día, ha hecho que muchos bajen la guardia en el país, pero las autoridades sanitarias piden mantener las medidas de mitigación, porque el país se encuentra al borde de una cuarta ola de contagios.

Más de 168 millones de estadounidenses, un tercio de la población del país, han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19, según los CDC.

💬Ver comentarios