Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Expertos usan un radar de tierra para tratar de detectar restos de afroestadounidenses asesinados durante una brutal matanza en Tulsa, Oklahoma, enterrados en fosas comunes del Cementerio de Oaklawn, en Tulsa, el 17 de julio del 2020.
Expertos usan un radar de tierra para tratar de detectar restos de afroestadounidenses asesinados durante una brutal matanza en Tulsa, Oklahoma, enterrados en fosas comunes del Cementerio de Oaklawn, en Tulsa, el 17 de julio del 2020. (Sue Ogrocki)

Oklahoma City - Al cumplirse 100 años de uno de los capítulos más vergonzosos de la historia de Estados Unidos, investigadores y descendientes de las víctimas de una masacre de afroestadounidenses ocurrida en Tulsa reanudan la búsqueda de restos de personas que se cree fueron enterradas apresuradamente en fosas comunes y olvidadas por la historia.

💬Ver comentarios