Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Tanto la puercoespín bebé (en la foto) como la madre, Peri, han estado al cuidado del equipo veterinario que incluye a los Natalie MyIniczenko y Mark Penning. (Tomada de Instagram)
Tanto la puercoespín bebé (en la foto) como la madre, Peri, han estado al cuidado del equipo veterinario que incluye a los Natalie MyIniczenko y Mark Penning. (Tomada de Instagram)

Como un rayito de luz en medio del cierre de los parques de Walt Disney World, en Orlando, por la pandemia del coronavirus, la empresa dio a conocer dos nuevos nacimientos en Animal Kingdom.

Se trata de un puercoespín hembra, que hoy cumple su primer mes de vida, y de una cebra que nació este pasado fin de semana.

Aunque los parques de Disney están cerrados temporeramente desde el 16 de marzo, el cuidado de los animales sigue como usual, con un personal especializado atendiendo las necesidades de los miles de animales que están allí.

Tanto la puercoespín bebé como la madre, Peri, han estado al cuidado del equipo veterinario que incluye a los doctores Natalie MyIniczenko y Mark Penning. Muchos fanáticos de Disney pudieron ver el ultrasonido que le hicieron durante el embarazo, a través del documental “One Day at Disney”, que se transmitió en Disney +, el sistema de streaming de Disney.

Los puercoespines están cubiertos con un pelo rojo fino, y al nacer tienen diminutas púas debajo, que se tornan más duras horas después del nacimiento. Con ellas es que determinan el género del bebé, porque curiosamente esta especie tiene órganos sexuales internos y para determinar el sexo se le hacen estudios de DNA a algunas de esas púas.

“Al igual que con todos nuestros animales, hay muchos corazones grandes que cuidan de este pequeño dúo de madre e hija. Peri continúa prosperando en su papel de madre, que es parte de por qué fue elegida para reproducirse a través del Plan de Supervivencia de Especies (SSP). Este programa es supervisado por la Asociación de Zoológicos y Acuarios (AZA), y garantiza la cría responsable y la diversidad genética de miles de especies de animales”, dijo la empresa a través de su blog oficial.

De la cebra, que es la primera cría de Heidi, se sabe que es hembra y todavía no tiene nombre. Pesa unas 65 libras, y ya a la media hora de haber nacido, se puso en pie, mostrando no solo su carácter activo y curioso, sino sus largas piernas.

La recién nacida, que es el tercer que nace en Walt Disney World este año, es una cebra de montaña de Hartmann, que se encuentran en África subsahariana y son una especie vulnerable debido a la pérdida de su hábitat y la caza.

La bebé cebra está todo el tiempo acompañada de su madre, mostrando una vez más el sólido lazo maternal de esta especie. Su unión en esta primera etapa es fundamental, ya que increíblemente la joven cebra recordará el olor de su madre y memorizará sus marcas únicas en las patas traseras, para distinguirla del resto de la manada. En unas pocas semanas, después de que la pareja desarrolle un fuerte vínculo, serán presentados en el Kilimanjaro Safaris, una de las atracciones del parque.

Esta cebra también es parte del programa SSP.

Los parques de Disney todavía no han anunciado si extenderán o no su cierre por el coronavirus, más allá de finales de mes, como habían informado previamente, pero el condado de Orange tendrá una orden de “Quedarse en Casa”, desde mañana, jueves, hasta el 9 de abril.