2020 09 23 GUANICA La gobernadora Wanda Vazquez asistio a actividad simbolica de comienzo de demolicion de residencia cerca de la plaza de recreo . En la foto : Santos Seda ( Papichi ) alcalde de Guanica . El Nuevo dia / Primera Hora / GFR Media © Jorge A Ramirez Portela (Jorge A Ramirez Portela)

Con el primer golpe de la excavadora brotaron las lágrimas. Fue el hogar que compartió junto a su esposo e hija hasta el pasado 7 de enero cuando vio la estructura desvanecerse tras el terremoto que estremeció el sur del país aquella fatídica mañana.

“Llevo tres días con una angustia terrible porque sabía que iba a verlo”, contó Eni López mientras observaba los trabajos de demolición de su vivienda en la avenida 25 de julio de Guánica.

Momentos antes de comenzar los trabajos, López retiró una bandera de Puerto Rico que permanecía en la estructura desde la tragedia. En la casa siempre a ondeado la monoestrellada. La agarró con sus manos, la apretó sobre su pecho y cruzó la calle. Observando, desde una esquina, no pudo contener las emociones. “Saber que se cayó la casa fue fuerte, pero ver esto no es fácil”, confesó.

Pero, ayer también experimentó alivio y vio más cerca la posibilidad de un nuevo comienzo en su natal Guánica, en el mismo terreno donde estaba levantada la casa. No tiene el dinero para construir una vivienda, pero confía en que “poco a poco” lo logrará. “Aunque tiemble yo sigo aquí, aquí me quiero quedar y quiero volver allí”, compartió la mujer de 38 años mientras señalaba el terreno.

La residencia de López fue la primera en ser demolida de un total de 120 viviendas privadas que serán derribadas en una fase inicial a un costo de $5.4 millones que le fueron adelantados al municipio. No obstante, el alcalde de Guánica, Santos “Papichy” Seda, indicó que en total son 517 estructuras particulares que tienen que ser tumbadas.

Guánica es el municipio, en este proyecto de demolición, que más fondos tiene asignados, gracias a él que pudo documentar, que pudo evidencia y negociar la necesidad que tiene Guánica para lo que se está comenzando a hacer”, expresó el secretario de la Vivienda, Luis Carlos Fernández Trinchet.

La asignación total para completar el proyecto es de $14.4 millones.

Seda explicó que para la reubicación de estas familias en hogares seguros han identificado varias alternativas, entre las que destacó el construcción de estructuras livianas ante los cambios que sufrió la corteza terrestre a causa de los movimientos. Sostuvo que el levantamiento de nuevos hogares está proyectado para el primer trimestre del 2021, aunque recalcó en la necesidad de que se les apruebe una asignación de $10 millones solicitada a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para estas labores.

“Hoy no está hablando el alcalde, hoy está hablando un guaniqueño que le duele ver a nuestra gente durmiendo en las marquesinas con toldo”, subrayó.

Seda reconoció que el proceso de recuperación y reconstrucción no ha sido tan expedito como hubiera deseado. En un mensaje que estuvo repleto de pintorescos refranes, el ejecutivo municipal dijo que los pasados ocho meses han sido críticos. Mientras la isla estaba sumida en la pandemia del COVID-19, ellos enfrentaban no solo esa emergencia, sino que, además, luchaban contra los estragos de los terremotos y los que persistían a casi tres años del huracán María.

“Aquí estábamos viviendo una depresión emocional colectiva”, señaló.

Para la gobernadora Wanda Vázquez Garced y Fernández Trinchet, quienes asistieron a la convocatoria del alcalde, solo hubo elogios. No así para los senadores por el distrito de Ponce, Luis Berdiel y Nelson Cruz, ni para la representante por el distrito 21, Lydia Méndez.

“Yo esperaba más de ustedes. Yo esperaba que en el momento difícil todos estuvieran aquí conmigo. Ya está bueno de que se le culpe al alcalde”, señaló el ejecutivo municipal ante la mirada de Cruz, quien fuera uno de los mayores aliados de Vázquez Garced en sus aspiraciones para mantenerse frente al país.

“Esperaba que estuvieran aquí en todo momento. Aquí había que atender 45 campamentos, 3,656 personas en campamentos. No es llegar por allí, es ponerse disponible al alcalde bajo el plan de trabajo que nosotros teníamos desde nuestro centro de operaciones de emergencias, así lo hizo la gobernadora…”, sostuvo.

Vázquez Garced sostuvo que para ella la estabilidad de los residentes de Guánica se convirtió en su prioridad. “No fue un esfuerzo gubernamental necesariamente, era un acto de humanidad”, señaló.

El plan de reconstrucción para el municipio está cimentado en cinco pilares, siendo el primero la demolición de las viviendas privadas. El segundo pilar irá dirigido a la construcción de tres escuelas públicas resilientes. El tercer y cuarto pilar va dirigido a la construcción de una nueva alcaldía a un costo $5.2 millones y de un centro de respuesta de emergencia por $2 millones. Mientras, durante la quinta fase se levantará el desarrollo económico de la zona con el desarrollo de un frente marítimo, un rompeolas y un proyecto de control de inundaciones.

Nuevas promesas

Como parte de su mensaje la gobernadora anunció la asignación de $28 millones a la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) para la adquisición e instalación de los vagones para impartir clases a los estudiantes del Departamento de Educación en los pueblos de Guánica, Guayanilla y Peñuelas.

“Ya se transfirió el dinero para AFI, así que eso empieza inmediatamente con la identificación de los espacios”, señaló la primera ejecutiva al destacar que se trata de una solución provisional ante la reingeniería que se avecina en el sistema educativo tras la asignación por parte de FEMA de $2,300 millones.

La cantidad de cuántos vagones serán necesarios lo determinará Educación.

Igualmente, anunció que en octubre comenzará con la disposición de los neumáticos que permanecen en una propiedad de la Compañía de Fomento Industrial (Pridco) en Guánica que sufrió un incendio.

“Eso hay que moverlo y se moverá…los recursos que sean necesarios se asignarán para que ese proyecto se pueda terminar este año”, sostuvo.