Los administradores del Capitolio tampoco pagaron una buena parte de las facturas por los servicios de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados. (Dennis M. Rivera-Pichardo)

Las entidades gubernamentales de Puerto Rico, entre todas, le deben a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) unos $246 millones, informó ayer Noriette Figueroa, directora del área de Servicio al Cliente de la corporación pública.

Se precisó, además, que la Legislatura apenas pagó por el servicio eléctrico durante el pasado cuatrienio cuando las cámaras estaban dirigidas por los novoprogresistas Thomás Rivera Schatz y Carlos “Johnny” Méndez Núñez, al punto que se acumuló una deuda de $2.9 millones.

Esta morosidad en las cuentas gubernamentales provoca que la factura que reciben los clientes regulares de la AEE aumente puesto que el gasto operacional de la corporación pública se tiene que dividir entre menos clientes, dijo Figueroa.

“Mientras menos recaude la Autoridad evidentemente el costo energético aumenta porque es un peso sobre menos clientes”, expresó Figueroa durante una entrevista radial (WUNO).

La funcionaria indicó que las cuentas gubernamentales, así como otras de servicio directo a la población, como por ejemplo los hospitales, tienen un proceso especial para el cobro de deudas atrasadas o suspensión de servicio, en caso de que fuese necesario.

Explicó, por ejemplo, que se debe hacer unos esfuerzos de cobro y emitir unas notificaciones públicas de modo que las comunidades que se verían afectadas por la suspensión del servicio conozcan de antemano la situación y prevengan contratiempos.

Ayer, el nuevo presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández, indicó en una rueda de prensa que la morosidad no se limita a las cuentas de la AEE. sino que también la Superintendencia del Capitolio debe $829,412 a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados. El superintendente del Capitolio, César Hernández Alfonzo, dijo también que se adeuda $157,000 en aportaciones a plan médico y dental de los empleados, la Asociación de Empleados del Estado Libre Asociado y la Autoridad para el Sustento de Menores. Del mismo modo, adeudan $166,000 en servicios de seguridad y $221,000 en primas de seguros.

“El agua no se pagó por dos años”, dijo Hernández Alfonzo.

El nuevo presidente de la Cámara, por su parte, indicó que solicitó planes de pago a la AAA y AEE para poder ir aportando a las deudas a partir del próximo año fiscal dado que supuestamente la pasada administración capitolina apenas dejó dinero en las cuentas para poder cubrir las liquidaciones de aquellos empleados que dejaron sus funciones en diciembre, con el cambio de gobierno.

“Lo que estamos pidiendo es que se realice una buena transacción, de buena fe”, manifestó.

Durante el pasado cuatrienio la Superintendencia del Capitolio estaba principalmente bajo el control del Senado dirigido por Rivera Schatz. El funcionario no reaccionó de inmediato a las denuncias.

💬Ver comentarios