Estos centros estarán localizados en los pueblos de Loíza, San Juan, Arroyo, Comerío, Mayagüez, Ponce y Arecibo. (Wanda Liz Vega)

El ayudante general de la Guardia Nacional, José Reyes, informó hoy que como parte del plan para el reinicio de clases presenciales en el país, el próximo lunes abrirán siete nuevos centros de vacunación contra el COVID-19 para atender, exclusivamente, al personal docente y no docente, el cual estimó en 52,000.

Para este etapa, explicó, se utilizará la vacuna desarrollada por la farmacéutica Pfizer, ya que el ciclo de espera para la segunda dosis es solo de 21 días contrario a la de Moderna que se extiende por 28 días, según le fue solicitado por el secretario designado de Salud, Carlos Mellado.

Estos centros estarán localizados en los pueblos de Loíza, San Juan, Arroyo, Comerío, Mayagüez, Ponce y Arecibo. Mientras, en el centro de Bayamón, ubicado en el coliseo Rubén Rodríguez, se designará un área para atender ese personal docente y no docente.

La semana pasada el gobernador Pedro Pierluisi anunció su intención de reanudar las escuelas presenciales en el país para el mes de marzo, aunque adelantó que sería una reapertura gradual y parcial que estará sujeta a los niveles de positividad del virus, así como a la vacunación de todo el personal, entre otros factores.

“Está todo planificado para que los maestros y el personal no docente esté debidamente inmunizado antes de principio de marzo…tenemos identificado el personal para llevar a cabo la administración de la vacuna”, aseguró el gobernador.

La propuesta del primer ejecutivo, no obstante, ha encontrado resistencia entre diversos sectores que temen no se tomen las medidas indicadas para garantizar la seguridad de los menores.

“Yo lo voy a repetir: ‘que aquí nadie piense que esto es que uno está poniendo una fecha arbitraria y de que de un día para otra se abren las escuelas como si aquí no ha pasado nada, eso no va a funcionar así'. Va a ser una apertura parcial y gradual y va a depender de múltiples factores”, subrayó.

Entre esos factores esenciales está la condición de la escuela, que cuente con los materiales de seguridad y protección necesarios, así como que cuente con un protocolo. “No debemos tener todo el estudiantado en las escuelas, sino más bien, por decir, el 50% de la población estudiantil en cualquier momento dado”, señaló.

La vacunación de este grupo debe estar completada entre seis a ocho semanas.

💬Ver comentarios