Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La Oficina de Ética Gubernamental tiene activo un caso administrativo contra Rodríguez por haber nombrado a su hermano a un cargo público sin mediar dispensa ni proveer justificación alguna.
La Oficina de Ética Gubernamental tiene activo un caso administrativo contra Rodríguez por haber nombrado a su hermano a un cargo público sin mediar dispensa ni proveer justificación alguna. (Jorge A. Ramírez Portela)

Especialistas en la prevención de la corrupción y documentos de la Oficina del Contralor consultados por El Nuevo Día detectaron una serie de alertas en las actuaciones del alcalde de Mayagüez, José Guillermo “Guillito” Rodríguez, y la complicidad de la Asamblea Legislativa de Puerto Rico, que ha perpetuado un estado de fiscalización laxa sobre las empresas municipales.

💬Ver comentarios