El logo de la AEE en la central de Palo Seco.
El director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Josué Colón, se mostró sorprendido en diciembre con los reclamos de la JSF. (Teresa Canino Rivera)

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) requirió a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) una serie de respuestas en torno a aparentes incumplimientos con los plazos establecidos en los acuerdos de suplido de combustible que mantiene con New Fortress Energy (NFE), empresa a la que la corporación pública le reclama una deuda de $34.5 millones.

Según la misiva de la JSF, de la información provista previamente por la corporación pública no se desprende que la AEE haya sometido a NFE “nominaciones” para el suplido de gas natural para el “año contractual 2021″. En la carta, firmada por el nuevo director ejecutivo de la JSF, Robert Mujica, se le pide a la AEE que informe si, en efecto, solicitó el combustible a la compañía, y que provea la documentación de respaldo pertinente.

Asimismo, la JSF señala que, a base de la información entregada, la AEE habría tenido retrasos en someter a NFE el Programa Anual de Entrega (ADP) y la Cantidad Contractual Anual (ACQ) para los años calendario 2022 y 2023. De acuerdo con el organismo fiscal, la entrega del ADP y el ACQ para el 2022 se hizo con un retraso de 248 días y, para el 2023, cuatro días luego del plazo establecido en el contrato.

En la misiva, con fecha del 18 de enero, la JSF pidió a la AEE que explique si los aparentes retrasos tienen alguna consecuencia sobre las obligaciones de la corporación pública o NFE bajo las condiciones del contrato de suplido de gas natural.

NFE, además de proveer el gas natural que la AEE utiliza para las unidades 5 y 6 de la Central San Juan, forma parte de la empresa Genera PR, que, según fuentes de este diario, resultó agraciado en el proceso de licitación para operar la flota generatriz del país. El contrato de privatización ya fue aprobado en las juntas directivas de la Autoridad de Alianzas Público Privadas y la AEE. Al momento, espera por la firma del gobernador Pedro Pierluisi.

Paralelamente, NFE ha estado inmerso por un año en una controversia con la AEE por su alegado incumplimiento con sus obligaciones para la entrega de gas natural. Según ha planteado la AEE al Negociado de Energía, ante la insuficiencia de gas natural, la corporación pública se ha visto en la obligación de quemar combustibles más caros, resultando en un costo adicional de $34.5 millones. Ante esa situación, la AEE solicitó recientemente al Negociado que se abstenga de recobrar esa diferencia a los clientes a través de la factura, a la espera de que concluyan las negociaciones con NFE sobre la cifra en controversia.

Sin embargo, en una carta enviada al director ejecutivo de la AEE, Josué Colón, el 17 de enero, NFE planteó que las partes habían alcanzado un acuerdo mediante el cual “NFE ayudaba a la AEE a resolver algunas preocupaciones financieras y potencialmente operacionales dada la falla de la AEE en presentar órdenes de gas natural licuado bajo el FSPA (Acuerdo de Compra y Venta de Combustible)”. En esa carta, NFE sostuvo que la empresa “no tiene registro” de que la AEE hubiera “nominado” gas natural para los años 2021 y 2022.

La semana pasada, El Nuevo Día solicitó entrevista con Colón para abordar la polémica contractual con NFE, pero el director ejecutivo de la AEE no estuvo disponible.

La carta más reciente de la JSF es un seguimiento a otra misiva enviada el 28 de noviembre de 2022, en la que el organismo le cuestionó a la AEE sobre enmiendas al contrato que mantiene con Novum, otro suplidor de gas natural. De acuerdo con la JSF, la AEE no le sometió una enmienda mediante la cual el suplidor recibe $3 adicionales por cada barril de combustible.

En una entrevista en diciembre de 2022, Colón se mostró sorprendido ante el planteamiento de la JSF, al sostener que el ente había sido “parte de todo este proceso”, en referencia a las enmiendas contractuales.

💬Ver comentarios