Hernández, a la izquierda junto al presidente de LUMA, Wayne Stensby, no respondió si la empresa buscaría nuevas condiciones para extender el contrato suplementario.
Hernández, a la izquierda junto al presidente de LUMA, Wayne Stensby, no respondió si la empresa buscaría nuevas condiciones para extender el contrato suplementario. (Suministrada)

Oficiales de LUMA Energy no quisieron abundar sobre el futuro que le depara a su relación contractual con el gobierno de Puerto Rico, a poco más de una semana para que expire el acuerdo suplementario, lo que –en principio– debería dar paso al término de 15 años en los que el consorcio operaría la red eléctrica del país.

“Todos los empleados que están en LUMA están enfocados en esto que está aquí, que es la reconstrucción del sistema eléctrico. En eso es que estamos haciendo nuestros planes, que son para los próximos años. Nosotros vamos a estar aquí, vinimos a trabajar con el sistema eléctrico de Puerto Rico, a reconstruir, a modernizar. Sabemos lo que hay que hacer, esa es nuestra prioridad y a eso es que nos vamos a estar dirigiendo”, indicó el director de Proyectos Renovables de LUMA, Daniel Hernández, durante el anuncio del inicio de un proyecto federal en una subestación en Manatí.

“LUMA se queda, LUMA va a estar aquí trabajando y va a estar trabajando por muchos años”, insistió Hernández, al cuestionársele si existe alguna posibilidad de que, antes de expirar el contrato suplementario, el gobierno y la empresa sean incapaces de acordar los términos una extensión al pacto.

El lunes, al inaugurar un puente en Yauco, el gobernador Pedro Pierluisi mencionó a periodistas que, al presente, su administración hace “todo lo posible por evitar una cancelación” del contrato de LUMA. El pacto suplementario, que ha estado en vigor durante 18 meses, vence el 30 de noviembre.

“La decisión se anunciará antes del final de mes, que es cuando vence el contrato suplementario. Ahí se anunciará, pero como yo he dicho, lo que queremos es evitar precisamente es una cancelación porque sería nefasta. Realmente es una pesadilla”, subrayó Pierluisi.

En teoría, al vencimiento del contrato suplementario, entraría el vigor el pacto que ata al gobierno y LUMA por 15 años. Sin embargo, contrario a lo que se tenía previsto cuando se firmó el acuerdo interino, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) aún no ha completado la reestructuración de su deuda, que fue el motivo por el que se optó en primer lugar por establecer unas condiciones transitorias.

Durante el periodo suplementario, LUMA cobra una tarifa más alta que lo que establece el contrato base y no está sujeta a penalidades o bonificaciones por desempeño.

“Hay conversaciones en curso para evitar lo que acabo de decir. Evitar una cancelación que sería negativa para todos”, insistió ayer el mandatario.

¿LUMA continuaría a cargo de la red como parte de una extensión del acuerdo suplementario o entrando en el contrato de 15 años?, le preguntó este medio a Hernández, quien ha actuado como el principal portavoz de la empresa desde la emergencia por el huracán Fiona.

“Los abogados se encargarán de trabajar con ese tema”, replicó Hernández.

Más adelante, el oficial de prensa de LUMA, Hugo Sorrentini, se limitó a decir –a insistencia de la prensa– que “ya hemos contestado preguntas sobre el tema. En su momento se darán los detalles que se tengan que dar. En su momento se sabrá”.

Sorrentini no indicó tampoco cuándo el consorcio y el gobierno podrían hacer un anuncio sobre el marco contractual que prevalecerá luego del 30 de noviembre.

El representante de distrito Gabriel Rodríguez Aguiló, quien estuvo presente en el anuncio de la obra en la subestación eléctrica, se hizo eco de la postura que por meses ha expresado el gobernador Pierluisi.

“La parte importante de que el contrato de LUMA continúe en Puerto Rico es lo que estamos viendo aquí hoy. Estamos viendo que no tan solo van a ir a nuestras casas a conectarnos la luz cuando se nos vaya, sino que el contrato de LUMA representa para Puerto Rico este proyecto que por décadas la AEE no tuvo la capacidad de hacer, que la gerencia de la AEE no tuvo la visión ni el compromiso de hacer y LUMA ya comenzó a hacer”, dijo el legislador por el distrito 12, que incluye a Manatí, Ciales, Barceloneta, Florida y Arecibo.

“El contrato provisional requiere que la AEE resuelva el asunto de las deudas. Hasta tanto y en cuanto no se resuelva el tema de la deuda, ninguna de las partes está en condiciones para renegociar o negociar el acuerdo de 15 años”, agregó el también subsecretario del Partido Nuevo Progresista.

💬Ver comentarios