Así el juez del Tribunal de Apelaciones aceptó la nominación del gobernador Pedro Pierluisi para ser juez asociado en el Tribunal Supremo.

El gobernador Pedro Pierluisi presentó hoy, domingo, la nominación del juez del Tribunal de Apelaciones, Roberto Rodríguez Casillas, al cargo de juez asociado del Tribunal Supremo de Puerto Rico.

“Rodríguez Casillas es un jurista probado”, afirmó Pierluisi. “Su hoja de trabajo y servicio, así como sus conocimientos e historia de vida hablan por sí mismos. El juez Rodríguez Casillas lleva 24 años ejerciendo la profesión de jurista, cargo que ha llevado con los más altos estándares de ética y de justicia”, expresó en una rueda de prensa desde el Antiguo Casino en San Juan.

La nominación de manera oficial se concretará mañana lunes, 10 de enero, en el inicio de la sesión ordinaria de la Asamblea Legislativa.

“Señor gobernador, yo no voy a pensar en mí”, afirmó el juez durante el anuncio de su nominación. “Voy a pensar siempre en la conveniencia del país. Acepto la nominación y me someto al pueblo de Puerto Rico con una sola condición, que no me juzgue por la silla de rueda, que se me juzgue por lo que he hecho como juez”. El hoy jurista relató que hace cuarenta años, cuando era estudiante de cuarto año de escuela superior, sufrió un accidente al caer del último nivel de las gradas de una cancha de baloncesto, que le imposibilitó volver a caminar.

Rodríguez Casillas tiene un bachillerato en Artes y Administración Comercial de la Universidad Interamericana y un juris doctor de la Universidad de Puerto Rico. También, una maestría en Justicia Criminal de la Interamericana y otra en Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón. También fue oficial jurídico del Tribunal Supremo de Puerto Rico y además fungió como asesor legal y trabajó con proyectos especiales en la Oficina del Gobernador en el 2012.

En rueda de prensa, el gobernador se mostró confiado en que el designado contará con el aval de la Legislatura. “Sé que he cumplido con Puerto Rico al nominar a una persona de este calibre”, comentó.

De inmediato, el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, sostuvo que una designación en estos momentos no es necesaria, reiterando de esta manera la postura que ya había expresado la pasada semana en entrevista con este medio.

“Reitero mi posición, expresada personalmente al gobernador de Puerto Rico el pasado 5 de enero, en el sentido de que en estos momentos es innecesario llenar una vacante de Juez Asociado del Tribunal Supremo de Puerto Rico. En consecuencia, no es un asunto prioritario en la agenda del Senado de Puerto Rico”, indicó en declaraciones escritas.

Pierluisi manifestó que, si bien el presidente senatorial le había compartido su parecer en torno a llenar la vacante en el Supremo, no le compartió ninguna objeción “en el carácter personal” en torno a la nominación de Rodríguez Casillas. El gobernador argumentó que tiene una “responsabilidad ministerial” de llenar cualquier vacante que surja en el Supremo, y que los miembros del Senado tienen la misma responsabilidad de evaluarlos.

“Esta vacante está creada por ley, la ley se cumple, existen nueve posiciones de jueces asociados y una juez presidenta en nuestro Tribunal Supremo. Yo me tomé mi tiempo, pero encontré la persona idónea para llenar esta vacante. No pudiera entender cómo pudiera haber objeción al nombramiento, a base de sus propios méritos e historia de vida”, apuntó.

El primer ejecutivo argumentó que todos los nombramientos anteriores del juez Rodríguez Casillas “han contado con el aval de todos los que lo han evaluado en el Senado de Puerto Rico, sin distinción de ideologías políticas”.

La Constitución de Puerto Rico establece que el Tribunal Supremo se compondrá de un juez presidente y cuatro jueces asociados. Sin embargo, dispone que el número de sus jueces puede variarse por ley, a solicitud del propio Tribunal Supremo. Actualmente, por virtud de la Ley de la Judicatura de 2003, según enmendada, el Tribunal Supremo está integrado por una jueza presidenta y ocho asociados. Pero existe una vacante desde el 24 de diciembre de 2020, tras el retiro de la jueza Anabelle Rodríguez al cumplir 70 años, que es la edad de retiro obligatorio que dispone la Constitución.

Pierluisi también anunció el nombramiento del licenciado Gabriel Maldonado González como secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH).

Gabriel Maldonado González fue designado como secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos.
Gabriel Maldonado González fue designado como secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos. (Ramón “Tonito” Zayas)

El designado entra a sustituir a Carlos Rivera Santiago, cuya renuncia al cargo “por razones personales” fue efectiva el 31 de diciembre de 2021. Maldonado González cuenta con experiencia gubernamental y privada, así como en el campo de derecho laboral, tanto en el foro estatal como el federal.

Hasta antes de su nombramiento, Maldonado González fungió como jefe de personal de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3, en inglés). Anteriormente, fue asesor legal general y en Asuntos Legislativos del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, la Compañía de Fomento Industrial y la Compañía de Comercio y Exportación.

Maldonado González posee un bachillerato en Artes con concentración en Relaciones Laborales y un juris doctor de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico. Una de sus primeras experiencias de trabajo la realizó en el Departamento del Trabajo, específicamente en el Negociado de Conciliación y Arbitraje, y se ha especializado en las áreas de derecho laboral y de empleos, contribuciones, litigación de casos civiles y comerciales, arbitraje, apelaciones y derecho administrativo.

💬Ver comentarios