El gobernador rechazó que LUMA se hubiera retractado de su compromiso.
El gobernador rechazó que LUMA se hubiera retractado de su compromiso. (David Villafañe Ramos)

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

--

El gobernador Pedro Pierluisi insistió que su expectativa es que “gran parte” del país cuente con energía eléctrica antes de que termine el día de hoy, pero puntualizó que su exigencia a la Autoridad de Energía Eléctrica y LUMA Energy excluye a los municipios del sur que sufrieron los mayores daños a raíz del embate del huracán Fiona.

“Particularmente en el sur de Puerto Rico hay daños significativos en la red eléctrica. En esos pueblos va a tomar tiempo. Lo que dije ayer, y reitero, es que quiero que gran parte de los abonados a nivel de toda la isla tenga su servicio en el día de hoy”, indicó el mandatario en una rueda de prensa.

El gobernador opinó que el aumento en abonados con servicio que se ha registrado desde ayer ha sido “significativo”, pero que “yo no estoy satisfecho”.

“Quiero que eso siga aumentando”, manifestó Pierluisi.

Anoche, aproximadamente el 20% de los clientes había recuperado el servicio eléctrico, mientras que hoy, según una actualización de LUMA Energy, eran 394,639 consumidores energizado, lo que representa poco menos del 27% los abonados.

Pierluisi, de otra parte, rechazó que LUMA se hubiera retractado del compromiso de energizar al país en pocos días. Hoy, en una entrevista radial (1320 AM), el gerente de Seguridad de LUMA, Ábner Gómez, dijo que sería irresponsable garantizar que el 75% de los clientes de la red recibiría el servicio en o antes del fin de semana, al tiempo que reconoció que las reparaciones en las áreas más afectadas se extenderán, al menos, hasta octubre.

“No quisieron crear la expectativa de que en todos los pueblos de Puerto Rico gran parte de los abonados tendrían servicio”, dijo el primer ejecutivo.

Asimismo, Pierluisi afirmó que es necesario evitar daños mayores a las unidades generatrices como consecuencia de una energización apresurada.

“No queremos estar encendiendo unidades generatrices y conectando a la ligera y que después tengamos daños severos en esas unidades generatrices porque la red no aguanta la carga”, sostuvo Pierluisi.

El director de Proyectos de Energía Renovable de LUMA, Daniel Hernández, puntualizó en la conferencia de prensa que la clave para elevar sustancialmente la cantidad de abonados con servicio será lograr conectar, a través de las líneas de transmisión, las seis plantas principales del sistema: Palo Seco, Central San Juan, Aguirre, EcoEléctrica, Costa Sur y AES.

Al presente, por ejemplo, no están en servicio las líneas de 230 voltios que salen desde desde Costa Sur y transcurren hasta Arecibo y Manatí, respectivamente, explicó el exdirector de Generación de la AEE.

“Tengo gran expectativa de que si logramos cerrar el ‘loop’ (circuito) de las líneas de transmisión del área este, gran parte de los clientes en esa área se puedan conectar, por lo menos a las subestaciones que están buenas, igual que hospitales. Todavía tenemos varios hospitales que tenemos que atender, al igual que varias infraestructuras críticas. No podemos acelerar demasiado porque vamos a exponer el sistema a un colapso, que ha pasado anteriormente”, advirtió Hernández.

El oficial de LUMA no pudo precisar cuántas instituciones hospitalarias cuentan con servicio al momento, pero estimó que la cantidad fluctúa entre 40 y 60. En Puerto Rico hay alrededor de 68 hospitales.

Hernández, además, señaló que entre los problemas identificados por el consorcio figuran tres subestaciones –en Dorado, Hormigueros y Aguadilla– que aún permanecen bajo agua debido a las inundaciones que causó el huracán Fiona. El sistema cuenta con alrededor de 400 subestaciones, dijo Hernández.

Gómez, por su parte, enfatizó que al referirse a la “gran parte” de Puerto Rico que debería ser energizada en el corto plazo aludía a la “mitad norte” del país, una región donde se encuentra el 60% de los clientes de la red, estimó.

“El gobernador ha sido enfático con nosotros en energizar a Puerto Rico lo antes posible. Él, en su función como nuestro gobernador, está haciendo lo propio. Nosotros estamos aquí apoyando todas las gestiones y estamos trabajando en equipo. Nosotros queremos sobrepasar las expectativas pero tenemos que ser responsable porque, como hemos dicho, si tratamos de adelantarnos en el proceso, podemos provocar unos daños en el proceso de generación”, subrayó Gómez.

El director ejecutivo de la AEE, Josué Colón, sostuvo que ayer, martes, fue un día de “grandes retos”. Por ejemplo, mencionó que la AEE tuvo problemas con la unidad 9 de San Juan y que unidades ‘peakers’ en las centrales de Mayagüez y Cambalache, que estaban operando de manera aislada enfrentaron averías al intentar unir los sistemas debido a la explosión de un pararrayo en la línea de transmisión de 38,000 voltios.

De madrugada “se atendieron los asuntos con las líneas y las unidades y, como ya habían salido las unidades y teníamos conectividad con área metropolitana, porque la línea que sale de Bayamón a Manatí se colocó en servicio anoche, se procedió a entrar las unidades pero ya sincronizadas al sistema eléctrico de San Juan, con las unidades de Palo Seco y (la Central) San Juan. Ya el sistema está unido, Mayagüez, Cambalache, San Juan, Palo Seco y Aguirre”, dijo Colón.

💬Ver comentarios