Lo que dijo el gobernador luego de vacunarse contra COVID-19.

El gobernador Pedro Pierluisi aseguró hoy, martes, que la confusión que se desató ayer con el inicio de la fase 1-B de vacunación contra el COVID-19, que incluye a los adultos mayores de 65 años o más, no se repetirá y llamó a la ciudadanía a mantener la calma.

“Tranquilos, no se pongan ansiosos, van a tener su cita, van a tener su vacuna, es cuestión de que llamen o acudan a los centros de salud cercano a donde usted reside y se haya informado que van a estar administrando la vacuna. Con calma que esto viene seguro”, sostuvo el primer mandatario.

La divulgación -por parte del Departamento de Salud- de los nombres y números telefónicos de los proveedores de salud que estarán administrando la vacuna en esta fase provocó ansiedad entre los adultos mayores, ya sea porque sus llamadas no fueron respondidas o porque el proveedor no tenía a la mano la información sobre el proceso de inmunización.

“Con calma, todos van a tener acceso a la vacuna, y yo me voy a asegurar de eso. Y lo que ocurrió ayer (lunes), estoy seguro que no se va a repetir, que vamos a ir ordenadamente, gradualmente, atendiendo a toda la población”, sostuvo.

Las expresiones de Pierluisi surgieron esta tarde tras ser vacunado contra el COVID-19. El mandatario acudió al centro regional de inmunización, ubicado en el estado Juan Ramón Loubriel de Bayamón. “Creo que es importante que el pueblo en general vea que me estoy vacunando”, sostuvo.

Tras administrársele la vacuna, Pierluisi -como es costumbre- pasó a un área de espera junto a los jefes de los seis componentes bajo la sombrilla del Departamento de Seguridad Pública (DSP), quienes también recibieron la primera dosis. Allí fueron vigilados de cerca para asegurarse que no presentaran ningún efecto secundario.

“Tengo que admitir que yo no soy muy bueno con eso de las inyecciones. Yo miré para el lado…me siento muy bien”, señaló.

A pesar de que reconoce los temores entre algunos sectores de la población a administrarse la vacuna, Pierluisi enfatizó en la necesidad de lograr inmunizar al mayor número de ciudadanos.

“Esto es clave para el futuro de Puerto Rico, el que logremos tener esa inmunidad de rebaño que se logra cuando alrededor del 70% de la población esté vacunada e inmunizada. La meta es esa y yo espero, con el favor de Dios, que sigan llegando esas vacunas y que las sigamos distribuyendo por todo Puerto Rico, para que a finales de verano ya hayamos logrado ese cometido”, sostuvo.

Por su parte, el ayudante general de la Guardia Nacional, José Reyes, indicó que a través de los seis centros de vacunación han inmunizado a cerca de 10,000 personas. De estas, dijo, cerca del 75% son primeros respondedores que están estimados a nivel isla son unos 25,000.

Agregó que para la inmunización del personal docente y no docente de las escuelas públicas se utilizará la vacuna desarrollada por la farmacéutica Pfizer, ya que el ciclo de espera para la segunda dosis es solo de 21 días contrario a la de Moderna que se extiende por 28 días, según le fue solicitado por el secretario designado de Salud, Carlos Mellado.

“Para poder acelerar ese proceso vamos a estar abriendo este próximo lunes siete centros distribuidos a través de toda la isla”, adelantó Reyes. Estos centros estarán específicamente localizados en los pueblos de Loíza, San Juan, Arroyo, Comerío, Mayagüez, Ponce y Arecibo.

Reyes estimó en 36,000 el personal docente y no docente del sistema de educación público que tendrá que ser vacunado junto a unos 16,000 que corresponden al sector académico privado. “Es una población de 50,000 a 52,000, así que en un período de seis a ocho semanas debemos completar vacunados”, anticipó.