Las clases presenciales en escuelas públicas y privadas se detuvieron en marzo y desde entonces solo se ofrecen a distancia. (Mariel Mejía Ortiz)

El reinicio de clases presenciales en las escuelas públicas y privadas delk país podría darse a partir de enero, pero todo depende no solo de la evolución de la pandemia de coronavirus en la isla, sino también de que se tomen las medidas necesarias para reducir los riesgos y manejar contagios en las instituciones, coincidieron líderes educativas.

Tanto la presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez, como la presidenta de la Asociación de Educación Privada, Wanda Ayala, señalaron que desde ya se deben tener listos los protocolos ante casos de COVID-19 en cada centro educativo, el equipo de desinfección y de protección personal, y el reclutamiento de personal adicional -de ser necesario- para reabrir el próximo semestre.

Ayala indicó que las cerca de 540 escuelas privadas tenían hasta ayer para entregar información de sus estudiantes para ser parte del sistema de vigilancia del Departamento de Salud, de modo que se puedan identificar y manejar posibles contagios.

“Sé que tenemos que depender de estos permisos gubernamentales, que es algo que no va impactar a una escuela sino que es una situación de salud pública que nos impacta a todos pero, dentro de eso, estamos preparados”, expresó Ayala.

Por su parte, Martínez cuestionó las medidas que toma el Departamento de Educación, al señalar que ha fallado desde el inicio -marzo- en proveer clases a distancia.

Si quieren hablar de presencialidad, hay que bajar los casos, bajar la tasa de positividad e ir planificando realizar pruebas a estudiantes y el personal, cosa que Educación no ha logrado garantizar y esperamos que la nueva administración que venga ponga oido en tierra”, sostuvo Martínez.

El secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, descartó que las escuelas puedan reabrir en lo que queda de semestre.

De acuerdo con los datos de Salud, ayer había 813 muertes, 32,527 casos positivos confirmados, 31,060 casos positivos probables y 434 hospitalizados.

Yo no creo que el Departamento de Educación esté preparado. De las cosas que hemos dicho internamente es la necesidad de que posterior a las elecciones podamos reunirnos con el equipo del nuevo gobernador y presentarle lo que se está contemplando, especialmente el sistema de vigilancia a través del BioPortal para el sistema educativo de Puerto Rico”, reveló.

Asimismo, dijo que evalúan proponer el uso de pruebas de antígenos para tomar muestras en las escuelas “de una forma agresiva”.

Explicó que estos exámenes identifican las proteínas específicas del virus en su etapa activa, que es cuando se produce el contagio, con solo introducir un hisopo en la nariz, sin tener que entrar en las cavidades nasales y recoger una muestra de la mucosa.

Con este panorama, el funcionario indicó que los esfuerzos del gobierno saliente y entrante deben estar dirigidos a retomar las clases presenciales en enero de 2021, lo que supondría casi un año sin clases en los planteles escolares.

El secretario de Educación, Eligio Hernández, coincidió con González Feliciano y dijo a este medio que “el Departamento de Educación y las escuelas privadas no están listas (para las clases presenciales) porque los números del manejo de la pandemia no permiten la reapertura”.