El presidente del Senado espera por los resultados de las pruebas de COVID-19 de los empleados que se realizan este lunes para tomar la determinación.

El presidente del Senado, José Luis Dalmau, pospuso el inicio de la tercera sesión ordinaria hasta mañana, a las 11:00 a.m., para cuando espera tener la totalidad de los resultados de las pruebas de contagios de COVID-19 a la que aún están siendo sometido el personal del distrito capitolino.

“Como ustedes saben, todavía se están realizando las pruebas de COVID-19, hasta ahora se han hecho unas 800 pruebas y son más de 1,000. Se han identificado algunos positivos y hasta que no tengamos todos los resultados no estamos en posición de saber si vamos a recesar por mas días, así que esperando por la recomendación de la epidemióloga preferimos recesar los trabajos hasta mañana a las 11:00 a.m.”, expresó Dalmau a las 1:42 p.m., tras abrir los trabajos.

A las 2:00 p.m. se habían procesado unas 890 pruebas, de las cuales 47 dieron resultados positivos, informó personal del Departamento de Salud que, junto con la Asamblea Legislativa, organiza la actividad.

El distrito capitalino tiene sobre 1,500 empleados.

En el Senado hay 512 empleados. “Tengo que señalar que hasta diciembre el 98% de los empleados estaban vacunados”, dijo.

Mas temprano, el líder senatorial había anticipado esta alternativa. “Tengo dos opciones, una es abrir y pasar la sesión.. .y, otra, por orden administrativa, en caso de emergencia yo también podría tomar esa orden y cerrar el Capitolio, por lo menos, hasta la próxima semana o hasta que me recomiende la epidemióloga”, expresó Dalmau.

“Yo me inclino, si tengo que tomar la decisión de cerrar, en cerrar hasta el próximo martes”, señaló.

Sobre qué medidas adicionales podrían tomar para atender el repunte en contagios, Dalmau sostuvo que, así como el gobierno tiene su responsabilidades para atender la emergencia, cada individuo tiene la responsabilidad de vacunarse y utilizar la mascarilla.

“La positivad está cerca al 40%, eso sin contar las pruebas caseras y la gente que tiene síntomas y no se hacen la prueba, que eso no se registra, así que el contagio tiene que estar llegando al 50%, no tengo duda de eso. Ante esa situación es un riesgo abrir el edificio con todos estos empleados que uno se contagia a otros”, expresó Dalmau.

El evento de realización de pruebas incluye también al personal de la Cámara de Representantes. Ayer, domingo, el presidente de dicho cuerpo legislativo, Rafael “Tatito” Hernández, dijo que habían dos representantes positivos, Lissie Burgos y José Rivera Madera, así como también dos empleados de oficinas legislativas.

💬Ver comentarios