La Dra. Luz Towns durante la charla a los estudiantes de nivel graduado de Consejería en Rehabilitación, Psicología y Trabajo Social.
Towns-Miranda fue una de 12 mujeres que se expresaron a favor de proteger el derecho al aborto en una carta enviada a la Cámara de Representantes. (Vanessa Serra Díaz)

La familia del actor y compositor Lin-Manuel Miranda espera recaudar al menos $1 millón a través del fondo creado para apoyar el acceso a servicios de aborto en los estados de Estados Unidos que, desde la revocación del precedente del caso Roe versus Wade, han impuesto amplias restricciones a las interrupciones de embarazo.

Luz Towns-Miranda, la progenitora de Lin-Manuel, participó esta mañana, junto a otras 11 defensoras de los derechos de las mujeres, de un llamado público en pro del acceso seguro a los servicios de aborto, en momentos en que la Cámara de Representantes atiende cinco medidas relacionadas con el tema, de las cuales cuatro restringirían las posibilidades de que las personas gestantes interrumpan su embarazo.

Ubicadas en el Paseo de los Presidentes, en el lado sur del Capitolio, las activistas feministas leyeron una carta dirigida a Orlando Aponte, presidente de la Comisión de lo Jurídico en la Cámara baja, que hoy celebraba la cuarta vista pública en torno a los cinco proyectos legislativos.

“Yo nací en Bayamón pero me fui (a Estados Unidos) de niña y estuve enfrentando una crisis médica cuando llegué a los 22, cuando me dio cáncer en la tiroides y no sabía que iba a ser de mi vida. Me encontré con un embarazo no planeado y fui a la clínica de Planned Parenthood en 1973, cuando recién se había aprobado Roe versus Wade. Las personas ahí, con una alegría me dijeron, tienes una opción ahora, seguir con el embarazo o terminar el embarazo. Yo le doy gracias a Dios que en esa época tuve una opción, porque yo me había criado con un terror de caer encinta, como las demás niñas de mi adolescencia”, relató Towns-Miranda, psicóloga clínica de profesión.

El productor y protagonista del musical “Hamilton” estuvo presente en el anuncio, aunque no estuvo disponible para hablar con la prensa. El mes pasado Miranda y su familia anunciaron la iniciativa Ham4Choice, que busca dar apoyo financiero a múltiples organizaciones que promueven el acceso al aborto, luego de que en junio el Tribunal Supremo de Estados Unidos revocara el precedente de Roe, dictaminando que corresponde a cada jurisdicción establecer sus políticas respecto a este procedimiento médico.

El proceso de recaudación de fondos, que arrancó el 9 de agosto, concluye el 22 de este mes. Las personas que donen $10 o más cualifican para un sorteo que permitiría a los ganadores presenciar el musical Hamilton en ciudades como Nueva York, Londres y Hamburgo.

De acuerdo con el Guttmacher Institute, en al menos 27 estados se ha presentado legislación para prohibir las terminaciones de embarazo luego de las 12 semanas de gestación.

“Es una recolección de dinero que va a siete organizaciones, incluyendo ProFamilias, aquí en Puerto Rico, para ayudar en ese derecho reproductivo. Allá (en Estados Unidos) el fondo se va a utilizar en muchos estados donde ya no hay derecho al aborto. Es como pagar por que esta mujer que quiere tener un aborto vaya de este estado a otro. En Puerto Rico, el fondo es para el trabajo que se sigue haciendo de información, de educación reproductiva y que siga el derecho al aborto. Queremos recaudar $1 millón”, sostuvo Luis Miranda Jr., el padre del renombrado artista.

Towns-Miranda, por su parte, subrayó que el esfuerzo de recaudación se extenderá indefinidamente, reconociendo que la controversia sobre el derecho al aborto en los Estados Unidos no concluirá en el corto plazo.

“Es una crisis médica. Esto va a seguir. Eso se vio tan pronto tumbaron a Roe versus Wade”, indicó la psicóloga y activista.

En la carta enviada a la Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes, el grupo de mujeres puntualizó que el derecho al aborto ha sido reconocido legalmente desde 1900, y ha sido reforzado por las garantías del derecho a la intimidad en la Constitución de 1952 y las interpretaciones judiciales del Código Penal.

“En lugar de atender la crisis real que afecta a las mujeres –violencia de género, más del 50% de las madres que son jefas de familia bajo el nivel de pobreza, y menos acceso s servicios de salud dignos– un grupo de legisladores han decidido enfocarse en eliminar derechos históricamente reconocidos a las mujeres. Afirmamos que el aborto es un servicio de salud esencial que la legislatura no debe limitar”, indica la carta, suscrita por Towns-Miranda, Alice Colón Warren, Ana Matanzo Vicéns, Carmen Vélez Vega, Esther Vicente, Irma Lugo Nazario, Patricia Otón Olivieri, Johanne Vélez García, Josefina Pantoja Oquendo, Marilucy González Báez, Sara Benítez Delgado y Vilma González Castro.

“Lo que se plantea por el grupo de mujeres que estamos aquí y muchos otros que estamos luchando por este derecho, es que se eleve a legislación lo que ya tenemos, que está reconocido por la jurisprudencia y nuestra Constitución. Si se va a hacer algo, eso es lo que debería hacerse. No limitar los derechos que hemos adquirido después de tantas luchas”, indicó la licenciada Vicente.

💬Ver comentarios