DACO dijo no poseer objeciones a que la Legislatura incluya de manera expresa este tipo de alimentos en las órdenes que emite.
DACO dijo no poseer objeciones a que la Legislatura incluya de manera expresa este tipo de alimentos en las órdenes que emite. (Suministrada)

Una medida legislativa que busca clasificar los alimentos de perros y gatos como “artículos de primera necesidad” será evaluada mañana, lunes, por el Senado.

Según la medida, de la autoría de la senadora Ada García Montes, sería el secretario del Departamento de Asuntos al Consumidor (DACO) la figura autorizada para clasificar adoptar o enmendar la reglamentación necesaria para la congelación de precios de los artículos.

“Los animales son parte de nuestra vida diaria en comunidad, y su alimento es considerado uno de los productos primarios en la mayoría de los hogares puertorriqueños. Por lo que, al momento de una emergencia o desastre, requiere tomar diferentes medidas para mantener seguras a nuestras mascotas, en particular su alimentación y el agua, elementos básicos para la supervivencia de todo ser vivo”, lee la Resolución Concurrente del Senado 318.

Durante el proceso de vistas públicas, la agencia gubernamental aclaró que el hecho de que un producto se considere como de primera necesidad no es suficiente para que sea incluido cada vez que se emita una orden de congelación de precio, ya que depende de la situación por la cual se emite la directriz.

A pesar de ello, la agencia dijo no poseer objeciones a que la Legislatura incluya de manera expresa este tipo de alimentos en las órdenes que emite.

El Reglamento 6811 del DACO establece como un artículo de “primera necesidad” a “todo producto, servicio, material, suministro, equipo y cualquier artículo del comercio que sea objeto de venta, arrendamiento o alquiler y que su consumo es necesario para el consumidor como resultado de una situación de emergencia”.

El Colegio de Médicos Veterinarios y el Movimiento Social Pro Bienestar Animal favorecieron la aprobación de la medida, pero hicieron recomendaciones de cambio en el lenguaje, como puntualizar qué alimentos serían aquellos que caerían bajo una orden de congelación de precios.

De acuerdo a la propuesta legislativa, dos terceras partes de los hogares en Puerto Rico poseen al menos una mascota.

“Por lo que es de vital importancia el proteger y cuidar de los animales a fin de que se desarrollen en un ambiente saludable que propenda en beneficio de la familia puertorriqueffa y que nos identifique como una sociedad vanguardista y mentalmente saludable”, lee la resolución.

💬Ver comentarios