El representante por acumulación del Movimiento Victoria Ciudadana agregó que “no hubo llamado a ninguna colaboración con la Asamblea Legislativa que está compuesta por una pluralidad de partidos”.

Los legisladores y legisladoras del Movimiento Victoria Ciudadana no estuvieron nada satisfechos con el mensaje de estado del gobernador Pedro Pierluisi, y no tuvieron reparos en criticarlo.

“Escuchamos un mensaje lleno de una repartición de dinero increíble. Se repartió dinero por dondequiera. Eso es una de las grandes preocupaciones que tenemos. Sobre todo porque ustedes saben que, sigamos el dinero y vamos a encontrar muchos contratos. Así que vamos a tener que estar pendientes de a dónde va a ir ese dinero. Va a haber muchos contratos, muchas a APP (alianzas público privadas), así que hay mucha fuente ahí de preocupaciones que, dentro de nuestro movimiento vamos a estar pendientes, porque el pueblo de Puerto Rico necesita que se cumpla lo que se prometió”, afirmó la senadora Ana Irma Rivera Lassén, recordando que los fondos que se usarán para esos proyectos “llegan a Puerto Rico no por la gestión necesariamente del gobernador sino porque se prometieron al pueblo de Puerto Rico” por el gobierno federal.

Rivera Lassén comentó que el gobernador había hablado de defender las pensiones frente a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y sostuvo que, “si él quiere defender las pensiones en la Legislatura hay un proyecto de ley, el Proyecto de la Cámara 120, que ya se aprobó en la Cámara y ahora está en el Senado. Así que tiene la oportunidad, como él dijo, de poner la acción donde pone la palabra”.

La senadora dijo que, de igual forma, el gobernador habló de defender a la Universidad de Puerto RIco (UPR) ante la Junta, y “también tiene la oportunidad de poner la acción donde pone la palabra. Tenemos en el Senado el Proyecto del Senado 172 de la Universidad de Puerto Rico. Vamos a ver si lo va a apoyar, lo va a endosar, y en su momento, firmarlo”.

Asimismo, dijo que el gobernador habló de “un paraíso de accesibilidad en portales cibernéticos”, como “debería ser”, pero se olvidaba de que “todavía hay mucha gente en Puerto Rico que no tiene las facilidades para accesar esos portales cibernéticos”. Agregó que el gobernador debería hacer “es reclamar y volver al pueblo de Puerto Rico el servicio de Prepanet, para que realmente sea un servicio accesible y que no sea pagarle dinero a corporaciones privadas que están usando el servicio que es del pueblo de Puerto Rico”.

La representante Mariana Nogales alertó que el gobernador “promete algo que inequívocamente va a cumplir”, pero traería “una emergencia ambiental y la destrucción de nuestros recursos naturales”. Explicó que se trata de la idea de declarar un estado de emergencia de la infraestructura, y “eso quiere decir que es un estado excepcional y que no se va a cumplir con las evaluaciones ambientales correspondientes”.

Nogales expresó especial preocupación por los proyectos de terminación de la carretera PR-10, “en un espacio que tenemos que proteger en la zona cársica”, y de conversión a expreso de la PR-2 entre Hatillo y Aguadilla, que “afectaría gravemente la economía agrícola, ganadera y de pequeños comerciantes en la carretera número 2”.

“Aquí tenemos que proteger los recursos ambientales. Si no lo hacemos estamos endeudados con las generaciones futuras. ¿Y de qué nos vale construir proyectos críticos que el nivel del mar se los va a llevar por el medio? ¿De qué nos vale construir carreteras que se van a hundir por sumideros?”, cuestionó la representante.

Llamó a todos los defensores del ambiente a mantenerse vigilantes a esa situación, y aseguró que en la Legislatura tomarían acciones para velar porque se cumpla con las evaluaciones ambientales.

Nogales también arremetió contra el respaldo del gobernador al contrato que entrega la transmisión y distribución de la Autoridad de Energía Eléctrica al consorcio LUMA Energy, que calificó de “despilfarro de dinero” y “robo a mano armada”.

“Es imposible que una persona con un poco de sentido común, no se dé cuenta que ese contrato es malo para el país. Si seguimos en la onda de la privatización, no vamos a tener país”, afirmó.

Por último, dijo que esperaba que el gobernador sí cumpliera la promesa sobre “la evaluación estructural de las escuelas para que sean espacios seguros, y que sean sismoresistentes y no estén en ubicaciones peligrosas”.

Por su parte, el senador Rafael Bernabe, también expuso que le impresionó “muy negativamente” que el gobernador dedicara “varios párrafos a apoyar, a elogiar, a ensalzar el contrato con LUMA Energy”.

“Ese es un contrato a una empresa que se le van a pagar, después del cuarto año, 105 millones de dólares del pueblo de Puerto Rico, que no va a invertir nada, no va a invertir nada en Puerto Rico, que va a funcionar con nuestro dinero, para hacer lo que nosotros podemos hacer”, sostuvo Bernabe.

Agregó que el propio gobernador reconoce en su texto que “LUMA viene a solucionar el problema de las administraciones partidistas del pasado que convirtieron a Energía Eléctrica en un trofeo partidista”.

“O sea, él reconoce que el problema es su partido. ¿Por qué, quién ha gobernado a Puerto Rico durante las últimas décadas? El Partido Popular Democrático y el Partido Nuevo Progresista. Esos partidos son el problema. Y la solución de ellos es, cómo nosotros somos unos partidistas, como nosotros somos unos corruptos, como nosotros no podemos administrar Energía Eléctrica adecuadamente, pues vamos a privatizarla. Eso es el contrato de LUMA. Es terrible”, afirmó Bernabe.

Pero el senador fue más lejos y aseguró que uno de los párrafos de la exposición del gobernador, en la página 15, dejaba claro que todo lo que decía el gobernador de enfrentar a la JSF quedaba invalidado, porque dicho párrafo dice que “el plan de ajuste de la deuda de la Junta de Control Fiscal, él lo acepta, porque es sustentable. Eso quiere decir que el acepta un plan que Puerto Rico va a tener que poner $7,000 millones alante, y va a tener que pagar más de $1,000 millones anuales para el servicio de esa deuda, que todos los economistas responsables dicen que es insostenible. Esas tres líneas le prometen al pueblo de Puerto Rico más austeridad, más pobreza, y probablemente un nuevo impago un poquito más adelante”.

Por último, el representante José Bernardo Márquez, lamentó que el gobernador hablara de generalidades y recordó que tenía ante su consideración “una serie de proyectos que le permitirían poner la acción donde pone la palabra” en temas como la defensa de las pensiones o la defensa a la UPR.

Márquez, un reconocido estadista, condenó “toda una demagogia con respecto al tema del estatus”, ya que “el mismo día que prevaleció la estadidad en las elecciones, perdió la legislatura del Partido Nuevo Progresista. Y el gobernador omite ese reconocimiento en todo su mensaje. Parecería que va a poder gobernar cuatro años solo, sin ningún tipo de colaboración con la Asamblea Legislativa. No hubo mención de un proyecto de la Asamblea Legislativa, no hubo un llamado a ninguna colaboración la Asamblea Legislativa, que está compuesta por una pluralidad de partido y donde su partido está en minoría”.

Agregó que el gobernador tampoco abordó el tema de la corrupción y pareció ignorar que “venimos de uno de los cuatrienios más corruptos y que eso requiere acciones estructurales y medidas legislativas. Parecería que el gobernador lo va a atender con unas cuantas órdenes ejecutivas y unas cuantas plataformas electrónicas, lo cual es una política pública anticorrupción poco seria”.

💬Ver comentarios