También participaron de la caravana el candidato a comisionado residente de Puerto Rico en Washington, Juan Mercado; el candidato a representante por acumulación, Denis Marquez; y la aspirante a senadora por acumulación, Maria de Lourdes Santiago. (jorge.
Los legisladores pipiolos María de Lourdes Santiago y Denis Márquez (al centro) establecieron las bases sobre lo que consideran son los pasos necesarios para mejorar el proceso legislativo.

Los legisladores electos del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), la senadora María de Lourdes Santiago y el representante Denis Márquez, compartieron hoy misivas con el resto de las delegaciones cartas en que resumen las medidas que entienden tienen que ser implementadas para añadirle transparencia y participación al proceso legislativo.

“Confiamos en que la nueva pluralidad en la representación legislativa permita acuerdos y concertaciones. En ese espíritu, proponemos la adopción de las siguientes iniciativas que, como verán, corresponden, según su naturaleza, al Reglamento de cada cuerpo, a los reglamentos de las comisiones o a disposiciones administrativas”, reza la carta.

Por ejemplo, Santiago y Márquez abogan por la adopción de un Plan de Clasificación y Retribución para todos los empleados, la publicación en internet -de manera actualizada- de los salarios y la creación de una comisión especial con “participación igualitaria” para el manejo y uso del presupuesto.

También abogaron por la prohibición absoluta del nepotismo y el mejoramiento del registro de cabildeo para poder identificar con qué legislador, asesor o empleado cada cabildero ha tenido contacto.

Igualmente, exigieron que se reduzcan las comisiones, que se garantice la participación activa de miembros de la minoría en los comités de conferencia, la creación de un panel de ciudadanos que tenga la facultad de determinar causa probable en querellas éticas, erradicar el criterio político partidistas en los proceso de asignación de fondos legislativos y la eliminación de las dispensas que dan paso a contrataciones de familiares dentro de la Asamblea Legislativa.

Ese, por ejemplo, es el caso José Luis Dalmau Santiago, electo anoche como presidente del Senado. Su hermana, Diana Dalmau Santiago, trabaja hace 17 años en la oficina de su hermana a través de una dispensa.

Márquez y Santiago también proponen que se prohíba que que una persona natural o jurídica pueda asesorar a más de un legislador o legisladora. Además, piden que se controlen los gastos en actividades, “gastos superfluos” y productos promocionales, que se cree una oficina cuya misión sea garantizar la participación ciudadana en los proceso legislativos y establecer las medidas necesarias para evitar la lluvia de medidas legislativos a cierre de cada sesión.

También exigen que se acelere la publicación de todo tipo de documento relacionado al trámite legislativo, atender cualquier limitación a personas con dificultad de movilidad, tener disponibles intérpretes de señas y la publicación de los proceso de las Juntas de Subastas de Cámara y de Senado.