Hemiciclo del Senado.
Hemiciclo del Senado. (Xavier J. Araújo Berríos)

El Senado de Puerto Rico logró obtener hoy los 18 votos necesarios para ir por encima del veto emitido por el gobernador Pedro Pierluisi a la medida legislativa que fijaba en $10.50 por hora el salario base de los servidores públicos.

“Por el resultado de la votación todas las medias fueron aprobadas. Hacemos constar que el Proyecto del Senado 563, el Senado ha pasado por encima del veto del gobernador”, dijo la vicepresidenta del Senado, Marially González.

Se necesitaban 18 votos para ir sobre el veto de gobernador. La delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) votó en contra, con excepción del senador William Willafañe que fue el voto determinante.

Me parece que, al no haber contradicción con el plan que está implementado el gobierno de hacerle justicia a los empleados públicos, pues no había justificación para yo votarle en contra”, expresó Villafañe en entrevista con El Nuevo Día concluida la votación.

“Esta medida lo que establece es una base de salario mínimo en todo el gobierno, independientemente de si sean empleados de carrera o empleados transitorios, y no habiendo tal contradicción y en todo momento apoyando el plan del ejecutivo de aumentar los salarios como ha comenzado a hacerlo, me parece que lo correcto era favorecer la medida”, agregó el legislador de la Palma.

El Proyecto del Senado 563 -que creaba la “Ley de Salario Mínimo de Empleados Públicos del Estado Libre Asociado”- establecía el salario base en $8.50 con un aumento escalonado hasta llegar a $10.50 en el 2024. El año pasado el gobernador elevó a $8.50 el salario por hora. Sin embargo, la medida excluía a los funcionarios públicos.

“En la tarde de hoy el Senado de Puerto Rico le envía un mensaje claro y contundente al Gobernador Pedro Pierluisi en favor de todos los empleados del sector público de nuestro país. Los servidores públicos no deberían estar a merced de este mecanismo constitucional para no caer en lo que sería una segunda clase de empleados en Puerto Rico. Es simplemente inaceptable que, como país, permitamos que el servidor público tenga una paga por debajo del mínimo establecido para el sector privado”, expresó el presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, Juan Zaragoza.

Sostuvo que el veto del gobernador ocasionó un clima desmoralizante al servidor público. “Con irnos por encima del veto le dejamos saber al equipo del Gobernador que ya se acabaron las excusas. Es hora que comiencen hacer su trabajo por el bien de Puerto Rico”, agregó Zaragoza.

Al emitir el veto, el pasado 25 de agosto, Pierluisi dijo que aunque la pieza perseguía “un fin muy loable”, resultaba “significativamente inconsistente” con el Plan Fiscal y el presupuesto vigente certificado por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Según Pierluisi, la medida, además, obviaba la labor realizada por la Oficina de Administración y Transformación de los Recursos Humanos (OATRH) para atender lo referente a los “Planes de Clasificación y Retribución Uniforme” del Gobierno que “establece la política pública de reforzar la igualdad entre empleados en el servicio público, independientemente de la agencia para la que trabajan”.

Además de equiparar el salario mínimo del empleado público al de los empleados privados de inmediato, la medida busca impedir que el Plan de Reclasificación y Retribución que comienza en enero incluya salarios por debajo del mínimo establecido.

💬Ver comentarios