A las afueras del Capitolio se realizó un tipo de servicarro para hacerles pruebas a los trabajadores del Distrito Capitalino.
A las afueras del Capitolio se realizó un tipo de servicarro para hacerles pruebas a los trabajadores del Distrito Capitalino.

El repunte en el número de contagios por COVID-19 no solo detuvo hoy, lunes, los trabajos en el Senado, sino que también trastocará por las próximas semanas las labores presenciales en la Cámara de Representantes que sí inauguró la tercera sesión ordinaria.

Al cierre de esta edición, 45 empleados del Distrito Capitolino y un senador habían dado positivo a COVID-19 durante un evento tipo servicarro que se realizó hoy más temprano para los trabajadores y senadores.

Mientras, durante un evento similar, celebrado el sábado para los representantes y personal esencial de dicho cuerpo legislativo, habían resultado positivos la portavoz del Proyecto Dignidad, Lisie Burgos; y el representante del Partido Popular Democrático (PPD), José Rivera Madera.

Dalmau decidió posponer el inicio de la sesión ordinaria para hoy, a las 11:00 a.m., pero aún evalúa la probabilidad de restricciones adicionales para garantizar la seguridad del personal, como el trabajo remoto. “Como los empleados de aquí vienen de diferentes partes del país, no vienen de un solo sitio, el riesgo es mayor y, entonces, la epidemióloga me recomienda que en las oficinas que podamos trabajar remoto, lo hagamos”, señaló.

“Aquí la gente está más consciente y se está haciendo sus pruebas y, como dije, el 98% de los empleados están vacunados con todas las dosis que eso es otra cosa importante que logramos trabajar...”, añadió.

El líder senatorial no descartó la alternativa de cerrar oficinas en específico de detectarse que un gran número de los contagios pertenecen a un área en particular. “Me gusta precaver y en esto de la salud, yo creo que esa es una medida que debemos considerar”, respondió a la posibilidad de recesar hasta el próximo martes de aumentar considerablemente el número de casos positivos a COVID-19, una vez analizadas todas las pruebas realizadas.

“Si usted tuvo contacto, sea prudente, hágase la prueba, no venga a trabajar y traiga su debida excusa que no se le va a penalizar y eso nos ayuda a mantener el control”, expresó Dalmau.

En la Cámara, sin embargo, los trabajos de la sesión continuaron hoy sin dificultad, debido a que el personal autorizado a ingresar al hemiciclo había sido sometido a la prueba de detección con anticipación. “Nosotros anticipamos que esta es la realidad, que esto es un cambio de vida en Puerto Rico, la situación de la pandemia del COVID-19”, expresó el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández.

Hernández dijo que entre el vento del sábado y el realizado hoy, en la Cámara, específicamente, se han detectado 12 positivos, entre ellos Burgos y Rivera Madera.

Como medida cautelar, dijo, han determinado celebrar las vistas públicas y sesiones por sistemas de videoconferencia. “La realidad que sufrimos todos los puertorriqueños afecta dramáticamente a la Cámara de Representantes. No nos podemos cruzar de manos y no trabajar, así que estamos haciendo los ajustes pertinentes”, expuso Hernández.

A la sesión de la Cámara asistieron 34 de 51 representantes. “Las vistas continúan, los trabajos en los distritos continúan, el trabajo administrativo continua, para eso se invirtió dinero, anticipando que esta sería la nueva realidad”, afirmó Hernández.

La próxima sesión en la Cámara será el 25 de enero.

💬Ver comentarios