Los representantes Lisie Burgos y José H. Rivera Madera.
Los representantes Lisie Burgos y José H. Rivera Madera. (Archivo)

La nueva sesión ordinaria en la Cámara iniciará mañana sin la asistencia de los representantes Lisie Burgos, del Proyecto Dignidad, y José Rivera Madera, del Partido Popular Democrático, por estar positivos a COVID-19, confirmó el presidente de dicho cuerpo legislativo, Rafael “Tatito” Hernández.

Burgos, explicó Hernández, dio positivo durante un evento de detección que se realizó en el Capitolio el sábado con motivo del inicio de la sesión ordinaria mañana, lunes. Mientras, el contagio de Rivera Madera se había detectado con anticipación.

Durante el evento de pruebas masivas el sábado -del que participaron legisladores, asesores y personal esencial para operar el Capitolio- se detectaron tres casos positivos, dos empleados de oficinas de dos representantes y Burgos. En total, se administraron 205 pruebas.

Al resto de los empleados se les realizarán pruebas mañana, lunes, como requisito para poder reincorporarse a sus labores.

“Todos se tienen que hacer pruebas. No va a poder restablecerse nadie a trabajar si no tiene una aprueba negativa”, dijo al señalar que el evento de detección de mañana será de 9:00 a.m. a 3:00 p.m.

El componente de Asamblea Legislativa entre las cuatro dependencias ronda los 2,000 empleados, así que estamos hablando de unos 1,700 que van a estar haciendo fila alrededor de todo el capitolio en el día de mañana”, dijo. El empleado no podrá trabajar hasta que tenga un resultado negativo.

Debido al repunte en el número de contagios como resultado de la variante ómicron, los trabajos en la Cámara, detalló, se realizarán en formato híbrido. Las sesiones serán presenciales, pero las vistas públicas se llevarán a cabo en formato virtual gracias a la integración de nueva tecnología en los salones de audiencias.

“La tecnología no estaba al nivel para poder comunicar efectivamente”, señaló al agregar que durante el receso navideño se realizaron unas mejoras a un costo de $180,000 en fondos federales. “Estamos listos”, subrayó Hernández.

Mientras, informó que –mediante orden administrativa- se determinó que todo el personal tiene que presentar al menos un aprueba negativa a Covid-19 a la semana, incluyendo a aquellos vacunados. Mientras, los visitantes que vayan a deponer o a requerir algún servicio, tienen que presentar una prueba negativa de no más de 72 horas de realizada.

“Cualquier persona que solicite entrar al Capitolio para cualquier gestión mañana (lunes), tiene que tener la prueba en la mano”, insistió Hernández.

💬Ver comentarios