Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Durante los primeros días después del huracán, las cremaciones de cadáveres se duplicaron ante los problemas que se experimentaban con el manejo de los cuerpos y las instalaciones fúnebres. (GFR Media)

El 3 de octubre, día en que el presidente de Estados Unidos Donald Trump pisó suelo en el atribulado Puerto Rico y declaró que los daños causados por el huracán María no eran tan catastróficos como los provocados por el ciclón Katrina, en Luisiana, en la isla fallecieron 121 personas, 40 más que el promedio de decesos diarios del 2016.


💬Ver 0 comentarios