Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El CEN es rico en diversidad natural sobre tierra y bajo agua ya que incluye varios estuarios y arrecifes de coral. (horizontal-x3)
El CEN es rico en diversidad natural sobre tierra y bajo agua ya que incluye varios estuarios y arrecifes de coral. (Gerald López Cepero)

LUQUILLO.- Que todo el mundo pueda disfrutar de los impresionantes paisajes, las cautivadoras playas y los vírgenes arrecifes de coral del Corredor Ecológico del Noreste (CEN) es el sueño de sus defensores, y por eso trabajan de lleno en los planes de desarrollo  sostenible para el área.

Aun falta por rescatar de manos privadas un 30%  de las 3,057  cuerdas que componen la Reserva Natural del CEN como estipula la ley que la creó en 2013, pero para trabajar con esta agenda pendiente y otras iniciativas Coalición Pro CEN mantiene un variado calendario.

Ya cuentan con su Comité de Comanejo y el Comité de Límite de Cambio Aceptable, cuyos integrantes desarrollan planes y estrategias junto al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) para mantener un balance entre los usos que se le dan a los recursos y su preservación.

 El CEN es rico en diversidad natural sobre tierra y bajo agua ya que incluye varios estuarios y arrecifes de coral.

Conecta con el Bosque Nacional El Yunque, único bosque tropical en territorio de Estados Unidos  que cada año atrae a más de un millón de visitantes de todo el mundo. En El Yunque nace el río Sanaba, uno de varios que desembocan en el CEN creando estuarios con diversidad y vistas espectaculares.

A lo largo del CEN hay playas donde las olas rompen con mucha fuerza como La Pared y La Selva, famosas entre los surfistas y favoritas de la tortuga marina más grande del planeta, el tinglar, precisamente porque su energía les ayuda a llegar a la playa para hacer sus nidos.

  Tiene varios tipos de humedales, guarda la Laguna Agua Prieta con su bioluminiscencia, y es hogar de numerosas especies de animales y plantas como el árbol Pterocarpus Pterocarpus officinalis (Palo de Pollo), cuyos bosques en Puerto Rico están amenazados.

Agenda de trabajo

Mientras trabajan en las áreas técnicas para proteger tantas riquezas naturales y continúan con la lucha por que se adquiera el 30% de  tierras en manos privadas, los líderes comunitarios realizan eventos de educación, concienciación, limpieza de playas y protección de especies como las tortugas tinglar y carey.

Reunidos en su sede temporera, una colorida casa de dos pisos localizada en el #10 de la calle Rosendo Matienzo Cintrón de Luquillo,  representantes de algunas de las 15 organizaciones que componen la Coalición Pro Corredor Ecológico del Noreste conversaron con El Nuevo Día. Reconocieron que luego de décadas luchando férreamente en escenarios como la Legislatura, la Fortaleza y los tribunales, tomaron un aire para asegurar los cimientos de lo que debe ser el “pulmón económico” de la zona.

“Queremos asegurarnos de que de una manera integral tenemos una propuesta mucho más clara. De la manera en que nos hemos organizado como entidad y de la forma en que la Reserva Natural está establecida por ley, nos da la oportunidad de dirigirnos a presentarle a lacomunidad que realmente el Corredor es para nosotros, que es pulmón económico del área”, expresó Cristóbal Jiménez Vidal, vicepresidente de la Coalición.

El Corredor Ecológico tiene tres entradas o portales naturales: uno es la desembocadura del río Sabana, en el casco urbano de Luquillo; otro es entrando por la comunidad Juan Martín, y el tercero por Las Croabas, en Fajardo.

“Una de las formas en que a corto plazo queremos trabajar eso (del desarrollo  sostenible) es mostrando nuestra visión de comunidad portal: la manera en que yo muestro nuestro entorno a cualquier visitante que viene a disfrutar de nuestros atractivos naturales, culturales o religiosos”, explicó Jiménez Vida, quien  lidera las excursiones en el CEN.

Recalcó la importancia  de que todo residente y comerciante de las comunidades portales sea parte del esfuerzo por ofrecerles experiencias integradoras a los visitantes. 

“Es integrar los atractivos que tengo, los hospedajes, cualquier otra actividad que quizá sea el alquiler de algún equipo que necesites para disfrutar del Corredor y un guía certificado que te permita explorar el área, que el visitante se disfrute el área sin tener que salir a Isla Verde y regresar otra vez”, detalló.

Por su parte, Yasmín Vigil Medina, coordinadora de eventos pro CEN como el Festival del Tinglar, enumeró junto a sus compañeros una decena de eventos e iniciativas regulares que realizan como la presentación de conferencias a escuelas por todo Puerto Rico.

El ciclo anual de actividades comienza en febrero con Abrazo al Corredor, cuya próxima edición será el 13 de febrero de 2016 de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. 

“Lo hacemos como para preparar el área de anidaje limpiando la playa (de todo el Corredor) y dando el aviso de que está próxima a dar comienzo la temporada (en abril). Luego hacemos como una figura humana con diferentes diseños cada año (de tinglar, de corazón) y después de eso tenemos unas clínicas de ‘surfing’ y kayak para niños y jóvenes que hayan participado”, detalló Vigil Medina.

“En la tarde tenemos charlas educativas para concienciar a las personas sobre la importancia de la llegada del tinglar”, agregó el presidente de la Coalición, José Aponte Palou.

Protección de nidos y neonatos

 Ya en febrero los miembros del Grupo Tortuguero del CEN comienzan a organizarse de cara a las jornadas diarias de patrullaje, identificación de nidos y protección a los neonatos una vez comience el período de eclosión. La temporada finaliza cuando nace el último nido, lo que este año  ocurrió casi en octubre, informó Diana de Ju, líder de la Coalición y tortuguera junto a su esposo, Ricardo Ju. El saldo de esta temporada fueron 364 nidos, 206 eclosiones y más de 6,700 neonatos. 

Luego del Festival del Tinglar, que el 9 de abril de 2016 tendrá su undécima edición, inicia oficialmente el patrullaje. 

En verano  ofrecen charlas a campamentos y en julio es Recrearte en el Corredor. Durante el mes de septiembre la Coalición del CEN se une a la Limpieza Internacional de Costas, y en noviembre realiza una caminata nocturna a la luz de  velas por las calles de Luquillo que termina con un abrazo colectivo en el casco urbano.

La bienvenida a la navidad se hace con un Desayuno Calle y más adelante se realiza un  Conteo de Aves, que este año está programado para el 20 de diciembre.

La Coalición genera ingresos por los donativos que recibe en el Festival del Tinglar, cuando ofrece conferencias y en los recorridos por el CEN. Este año, la empresa Nature Valley comenzó una iniciativa novel con la que donará la siembra de un árbol por cada foto con mensaje positivo que las personas coloquen en www.tuimpulsonatural.com y compartan en sus redes sociales. Hasta el 1 de octubre se habían publicado en redes 76 fotos, equivalentes a igual cantidad de árboles.

Además, a petición de vecinos de la comunidad Juan Martín, el Municipio de Luquillo  cedió dos planteles escolares desocupados  que  convertirán en  Centro Cultural e Interdisciplinario para albergar iniciativas desarrolladas por la comunidad y por la Coalición. Ya organizan brigadas para comenzar a habilitarlos el 12 de octubre, día del Descubrimiento de América.

Una vereda que conecte El Yunque con el CEN, un paseo tablado desde la playa La Pared hasta el portal natural en la desembocadura del río Sabana y un área de acampar en medio de la reserva están en proceso de estudio para diseño.

A pesar de  lo logrado,  Aponte Palou, recordó que queda en agenda adquirir el 30% de las tierras de la reserva que siguen en manos privadas. “Hay terrenos privados en terrenos públicos y uno de los mandatos de la ley es adquirir los terrenos privados”, apuntó, y recalcó  que hace falta un vigilante permanente del DRNA en el CEN.

En ese sentido, uno de los pilares de la lucha que hizo posible la protección en el corredor, Ángel Berríos, recalcó que no se puede bajar la guardia.

 “Tenemos que estar siempre bien pendientes de que no haya ningún cambio. Nos preocupa por la forma en que estas personas operan arriba (en las esferas de poder). Hay que estar vigilante”, declaró el líder del barrio Juan Martín.


💬Ver 0 comentarios