En varias ciudades de Estados Unidos se han entregado cajas de alimentos en puestos tipo servicarro. Con esta propuesta, el proceso de distribución de las miles de cajitas agrícolas se hará en coordinación con el Banco de Alimentos. (AP)

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) aprobó una propuesta de $107 millones a la empresa local Caribbean Produce Exchange (CPE) para la compra de alimentos y la entrega de 200,000 cajitas con verduras, vegetales, lácteos y carnes a personas de escasos recursos afectadas por la pandemia del COVID-19.

En comunicado de prensa, la gobernadora Wanda Vázquez Garced indicó que "con esta aprobación se atienden dos áreas principales: un nuevo mercado para que nuestros agricultores vendan sus cosechas y que miles de personas tengan acceso a estos alimentos en sus casas".

"Estamos integrando todas las alternativas posibles para pequeños y medianos agricultores en distintas modalidades como organizaciones de agricultores para que todos tengan oportunidades de distribución de sus cosechas”, destacó la primera ejecutiva, en declaraciones escritas.

Explicó que el proceso de distribución de las miles de cajitas agrícolas se hará en coordinación con el Banco de Alimentos, lo que es posible tras la aprobación de fondos federales de Agricultural Marketing Service - USDA bajo el programa "Farmers to Families Food Box".

Además, señaló que se espera que el proyecto creará 200 empleos en diversas fases operacionales durante las seis semanas que durará el programa, lo que es un impulso económico positivo en tiempos de COVID19.

Por su parte, el secretario del Departamento de Agricultura de Puerto Rico, Carlos Flores Ortega, indicó que CPE proveerá cajas combinadas de alimentos frescos incluyendo proteínas, vegetales, frutas, farináceos, lácteos y huevos, los cuales serán adquiridos de los agricultores locales, de Estados Unidos y de otras empresas locales.

"Las cajas promedian 40 libras y se están distribuyendo a través de una amplia red de entidades comunitarias y organizaciones sin fines de lucro, movidas por el deseo de hacer el bien y trabajar en equipo", sostuvo Flores Ortega.

Agregó que "el proyecto tiene el potencial de impactar a 200,000 familias semanalmente, y se han unido una amplia gama de entidades, entre las cuales se destacan Fondos Unidos, Iniciativa Comunitaria, Centros Sor Isolina Ferré, Fundación Banco Popular y Fundación MMM, así como entidades eclesiásticas, égidas y otros proyectos comunitarios”.

“Esta asignación nos permite nutrir al país con productos frescos y proveer una mejor alimentación. También ayuda a reducir el impacto en condiciones de salud y prevalencia de enfermedades que afectan a nuestros ciudadanos, como lo es la diabetes, hipertensión, cáncer, y obesidad”, dijo Ángel R. Santiago, presidente y CEO de la CPE.


💬Ver 0 comentarios