A medida en que la onda tropical se aleje de la isla, se espera un patrón del tiempo más estable. (GFR Media)

El Día del Trabajo, que se celebra el primer lunes de septiembre, estará enmarcado por un patrón de aguaceros de aislados a dispersos a través del este y oeste de Puerto Rico debido a una onda tropical débil.

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) no descarta que en el resto de la isla se reporten aguaceros, específicamente en el interior, debido a la humedad disponible en combinación al calor diurno.

La técnica de meteorología del SNM, Rosalina Marrero añadió que cabe la posibilidad que se reporten aguaceros a través de la zona metropolitana del país.

“Hoy se esperan aguaceros asociados a una onda tropical débil, que estarán resultando en vientos leves que podrían traer aguaceros de moderados a fuertes a través del área durante horas de la mañana, más bien es lo típico, para el este de la isla, y en la tarde con tronadas aisladas para el oeste, y quizás el área metropolitana”, destacó Marrero.

A medida en que la onda tropical se aleje de la isla, se espera un patrón del tiempo más estable debido a una masa de aire seco con particulado del polvo del Sahara que llegará esta noche y se extenderá hasta el martes.

Las condiciones marítimas se mantendrán tranquilas con olas por debajo de los cuatro pies a través de toda la costa de Puerto Rico.

Un riesgo de corrientes marinas está de bajo a moderado en la isla, incluyendo las islas municipios Vieques y Culebra.

“Por el momento, las condiciones marítimas están tranquilas”, aseguró la meteoróloga.

Mientras, las temperaturas se mantendrán entre los medios 80 grados Fahrenheit hasta los altos 90 °F.

El índice de calor se mantendrán entre los 100 °F y 105 °F para la costa norte y este de Puerto Rico.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) vigila un disturbio con una alta probabilidad de desarrollo dentro de las próximas 48 horas.

Imagen del disturbio. (Suministrada)

El sistema todavía se mantiene lejos de la isla a 150 millas de las islas de Cabo Verde

De hecho, el disturbio mostró señales de estar mejor organizado, y las condiciones se encuentran favorables para que se convierta mañana en una depresión tropical mientras se siga moviendo generalmente hacia el noroeste del Atlántico.

 La temporada de huracanes en el Atlántico culmina el 30 de noviembre.


💬Ver 0 comentarios