Los vecinos permanecen al aire libre usando tiendas de campaña y luces portátiles por temor a posibles réplicas en su primera noche después de un terremoto de magnitud 6,4 en Guánica, Puerto Rico, el martes 7 de enero de 2020. (Foto AP / Carlos Giusti)

Las mayoría de los residentes del municipio de Guánica, uno de los más afectados por los terremotos que se han registrado en la zona su desde el 28 de diciembre, durmieron "a la intemperie" aseguró esta mañana el alcalde Santos Seda.

"Ahora mismo yo te puedo presentar una foto donde yo estoy aquí a las afueras de mi casa, al igual los vecinos, pasas por la carretera 116 y ves distintas áreas abiertas donde la gente las ha convertido en campamentos, en los parques de pelota, en las comunidades", sostuvo el primer ejecutivo municipal.

"La gente tiene terror de entrar a sus hogares. La salud emocional de nuestro pueblo, como lo he dicho desde el momento cero aquel 28 de diciembre, es lo más que me preocupa, porque es la inmediatez de la emergencia. Lo que estamos viviendo es horrible”, manifestó Seda en una entrevista con WKAQ 580.

El ya devastador escenario reportado en Guánica empeoraría rápidamente, describió el alcalde, si los temblores continúan azotando la región.

"Tenemos más de 174 viviendas donde alrededor de 50 de ellas han colapsado en su totalidad, y el restante las tenemos agrietadas y a punto de colapsar, una situación nunca antes vistas para nuestros ojos, para los de los guaniqueños y es algo que nos tiene destrozados emocionalmente”, relató Seda.

"Los sismos han continuado, ante lo débil que están las estructuras cada día se hace más agotador toda esta situación. El pueblo ha perdido su comercio”, continuó el alcalde, al describir cómo el terremoto había acabado con una farmacia, restaurantes, una ferretería, una óptica.

"La casa alcaldía está en una condición inhabitable, que de continuar estos movimientos telúricos va a colapsar. Ya también de igual forma está el Centro de Gobierno, la escuela Agripina Seda colapsó, la escuela José Rodríguez de Soto, que es la otra escuela que tenemos en el poblado Ensenada está a punto de colapsar también”, aseguró.

En medio del dolor y la devastación, Seda expresó sentirse "orgulloso de nuestra gente en Guánica" por la manera como han respondido a la emergencia. "Hemos estado orientando a la gente y lo que estamos pidiendo a la gente es no bajar la guardia”, puntualizó.

El alcalde indicó que durante el día de hoy la Guardia Nacional instalará un Centro de Mando en el municipio.


💬Ver 0 comentarios