El tapón en el área era muy parecido a los que se podían ver antes de la pandemia. (Suministrada)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

La alcaldesa de Loíza, Julia Nazario Fuentes, hizo un llamado a la ciudadanía a obedecer el llamado de distanciamiento social realizado por el gobierno para detener la propagación del COVID-19 luego de observar como el área comercial y gastronómica de Piñones se llenó con cientos de personas durante la tarde de este domingo.

La funcionaria, que compartió fotografías en sus redes sociales que mostraban largas filas de autos mientras pasaban por esa zona, apuntó que los residentes de Torrecilla Baja, que incluye los sectores de Piñones y La Torre, han cumplido con el llamado al aislamiento social y toque de queda. Sin embargo, insistió en que los visitantes no hacen lo mismo.

En algunos negocios las personas no respetaron los seis pies de distancia.

“El problema que estamos viendo es que los visitantes no están cumpliendo con las disposiciones de la orden de la gobernadora y están como si de un domingo de verano se tratara”, aseguró la alcaldesa en declaraciones escritas.

Nazario Fuentes informó que ante esta situación, determinó restablecer -a partir del próximo fin de semana- lo que llamó los “Puntos de Seguridad, Salud y Bienestar Loiceños” para orientar a los visitantes sobre el peligro al que se exponen si no siguen las guías de distanciamiento social. Esta iniciativa había estado en funciones del 6 al 11 de abril.

Por su parte, el presidente de la Legislatura Municipal, Joel Osorio Chiclana, les pidió a las personas que miren la emergencia “con la seriedad que amerita”. Asimismo, exhortó a los negocios del área tomar las medidas para evitar la reunión de personas en un mismo lugar.

“Se debe establecer un mecanismo a través del cual puedan dar el servicio permitido por la Orden Ejecutiva, pero sin violentar la misma. Entendemos que hay ansiedad y una situación fiscal que atender con nuestros pequeños y medianos comerciantes, pero debe atenderse de una forma ordenada. Lo que vimos hoy en el área de Torrecilla Baja no puede seguir ocurriendo”, puntualizó Osorio Chiclana.


💬Ver 0 comentarios