Varios profesionales de la salud en Puerto Rico destacaron que, en su práctica, han observado un despunte en ciertos tipos de cáncer en pacientes cada vez más jóvenes, como es el caso del cáncer de tiroides y colorrectal. (GFR Media) (horizontal-x3)
Varios profesionales de la salud en Puerto Rico destacaron que, en su práctica, han observado un despunte en ciertos tipos de cáncer en pacientes cada vez más jóvenes, como es el caso del cáncer de tiroides y colorrectal. (GFR Media)

Solo entre el 2011 y 2015, en Puerto Rico hubo 4,327 diagnósticos nuevos de cáncer entre las personas de 15 a 39 años, y en ese segmento poblacional, las mujeres representan el grupo más afectado.

Entre esos diagnósticos nuevos a principios de esta década, el 32.4% eran hombres y el 67.6%, mujeres. Los tipos de cáncer más frecuentes entre los varones eran el de testículos, tiroides y linfoma no-Hodgkin y, entre las féminas, de tiroides, mama, útero y cuello uterino.

Esos datos fueron recopilados en un estudio realizado por investigadores del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y el Registro Central de Cáncer de Puerto Rico. El período completo examinado abarca desde el 2000 hasta el 2015.

El análisis “La incidencia de cáncer en adolescentes y adultos jóvenes en Puerto Rico”, entre otras cosas, destaca que los diagnósticos de algunos tipos de cáncer entre adolescentes y jóvenes adultos en Puerto Rico han aumentado significativamente, en comparación con otros grupos raciales o étnicos en Estados Unidos.

Los estilos de vida de la población de entre 15 y 39 años, la genética, factores ambientales y disparidades sociales fueron diferencias observadas como parte de esa investigación, publicada en la plataforma de la Asociación Norteamericana de Registros Centrales de Cáncer (NAACCR, en inglés).

Aunque el resumen del estudio -al que tuvo acceso El Nuevo Día- consigna que la incidencia de cáncer entre los jóvenes en la isla es mayor en comparación con otros grupos étnicos en Estados Unidos, no provee cifras específicas sobre la magnitud del alza.

Sin embargo, algunos profesionales de la salud consultados por este medio confirmaron esa tendencia.

“Sí, hemos visto muchos pacientes de cáncer, pacientes jóvenes con cáncer de colon y seno, jóvenes de 20 a 35 años a quienes rara vez le daba este tipo de cáncer sólido”, dijo el doctor Edgardo Rodríguez Monge, director médico del Hospital HIMA San Pablo Oncológico.

Según la experiencia clínica del hematólogo oncólogo, la obesidad y el consumo de suplementos de energía podrían respaldar el aumento en la cantidad de pacientes jóvenes con cáncer que ha observado los últimos años.

El galeno resaltó, por otro lado, que también se ha notado un aumento de personas en tratamiento médico viviendo con cáncer por más tiempo,

¿La causa es la obesidad?

El aumento en la incidencia o casos nuevos de cáncer en edades más jóvenes de las que generalmente ocurren, unido a factores como la obesidad, es un patrón que también está bajo estudio en el Registro Central de Cáncer de Puerto Rico, advirtió su director, el doctor Guillermo Tortolero.

“Es una situación que se comenzó a explorar hace unos años. Se está buscando qué es lo que está pasando”, comentó, al resaltar que la preocupación entre la comunidad médica y científica es que esa tendencia sobre la aparición de cáncer en edades más tempranas podría opacar los avances que se han alcanzado en la lucha por controlar esta enfermedad, como una reducción en las tasas de mortalidad.

Según el también director de la División de Control de Cáncer y Ciencias Poblacionales del Centro Comprensivo de Cáncer, una limitación en las investigaciones locales sobre el tema es que no existe tanta información como en Estados Unidos, lo que dificulta su análisis y provoca que se estudien períodos más largos para poder hacer comparaciones.

Aun así, advirtió que hay datos que se examinan, como la relación entre el cáncer colorrectal y la obesidad, lo que, apuntó, se ha observado también en otras partes del mundo.

“Tal vez, en los jóvenes, la obesidad, la falta de ejercicios, los cambios en la dieta y algunos genes (son factores de riesgo)”, mencionó.

“Hay que seguir explorando y monitoreando los cambios en la población”, resaltó.

El doctor Fernando Cabanillas, director médico del Auxilio Centro de Cáncer, también señaló la obesidad como un factor de riesgo.

“La incidencia de cáncer en pacientes jóvenes puertorriqueños demuestra que (esta enfermedad) ha ido aumentando todavía más que en Estados Unidos”, indicó Cabanillas.

Según el galeno, el que se refleje un incremento más pronunciado entre puertorriqueñas jóvenes podría obedecer a que los tumores que más han aumentado su incidencia son los de útero y cuello de la matriz, al igual que de tiroides que, según explicó, siempre se ha caracterizado por ser más común en ese grupo poblacional.

“Aunque no estamos seguros si en Puerto Rico estos tumores están asociados con la obesidad, probablemente sí”, sostuvo.

Advirtió que urge conocer si hay datos sobre la tasa de obesidad en poblaciones jóvenes en Puerto Rico, pero dijo que, en Estados Unidos, el 70% de la generación millennial (personas nacidas entre 1980 y finales de la década de 1990) son obesos.

Se estima que, en Puerto Rico, un 35% de la población en general padece de obesidad, pero si se toman en cuenta las personas que también sufren de sobrepeso la cifra aumenta a más del 60% de los habitantes del país.

A tono con ese problema de salud pública, que también impera a nivel mundial, hace varios años en la isla se declaró una epidemia de obesidad y sobrepeso, lo que coloca a su población en un mayor riesgo de desarrollar enfermedades como el cáncer.

De detectar que la tasa de obesidad entre adolescentes y adultos jóvenes es alta, Cabanillas enfatizó que la recomendación debe ser que bajen de peso, principalmente controlando los carbohidratos y las bebidas azucaradas, que suelen ser de alto consumo entre los jóvenes.

Análisis clínico

María Cristy, vicepresidenta de Servicio al Paciente y Cáncer Control de la Sociedad Americana contra el Cáncer (SAC) de Puerto Rico, advirtió que la cantidad de casos de cáncer pediátrico se ha mantenido relativamente estable, con unos 140 casos nuevos al año.

Pero reconoció que ha llamado la atención el incremento de mujeres, entre los 20 y 40 años, con cáncer de mama, así como el aumento de cáncer colorrectal en edades más tempranas, tanto en hombres como en mujeres.

Tumores cerebrales, de linfoma (Hodgkin y no-Hodgkin), de testículos y de próstata son otros tipos de cáncer que Cristy enumeró como de alta incidencia en edades más jóvenes de lo usual.

“Se ve una curva alta (de cáncer) en edades más tempranas”, coincidió el doctor Luis Clavell, director ejecutivo interino del Centro Comprensivo de Cáncer.

El hematólogo oncólogo pediátrico comentó que, al igual que en Estados Unidos, donde se ha notado “una epidemia”, en Puerto Rico se han identificado mujeres entre 30 y 40 años con cáncer de tiroides.

“Nosotros rutinariamente miramos esas tendencias y qué ramificaciones tienen en la población de Puerto Rico”, dijo Clavell.

Plan de acción

Aunque la aparición de cánceres a edades más tempranas es campo de estudio e investigación tanto en Puerto Rico como en otras partes del mundo, ya las autoridades salubristas han comenzado a tomar acción para tratar de identificar los casos más temprano y que los resultados de los tratamientos sean más efectivos.

El año pasado, la SAC bajó la edad para hacer cernimiento de cáncer colorrectal a los 45 años. La nueva guía para la detección de este tipo de cáncer recomienda la colonoscopia y la prueba de sangre oculta en las heces como los exámenes que se deben realizar.

Previo a esa recomendación, un análisis publicado por investigadores de la SAC mostró un aumento de 51% en cáncer colorrectal entre menores de 50 años desde 1994. Se encontró que adultos nacidos alrededor de 1990 tienen el doble de riesgo de cáncer de colon y cuatro veces el riesgo de cáncer rectal, comparado con adultos nacidos alrededor de 1950.

La doctora Marcia Cruz, directora de la División de Biología de Cáncer del Centro Comprensivo de Cáncer coincidió en que se ha notado un aumento de ciertos tipos de cáncer en personas más jóvenes, como de colon y estómago. Advirtió que un análisis reciente encontró que el riesgo de cáncer de estómago es cuatro veces más alto en personas menores de 50 años, aunque aún la mayoría de los casos se diagnostica a partir de los 50.

Según la catedrática del Recinto de Ciencias Médicas de la UPR, esto se ha estado identificando en los últimos 10 años. La edad promedio de estos tipos de cáncer es de 67 años, pero Cruz señaló que se han diagnosticado casos en personas menores de 50.


💬Ver 0 comentarios