Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El simple acto de permitirle a un estudiante moverse en su silla en medio de una clase o caminar por el salón mientras escucha a la maestra es suficiente para aumentar su concentración y su aprovechamiento académico. 


💬Ver 0 comentarios