En el Viejo San Juan y frente a La Fortaleza hubo manifestaciones por nueve días consecutivos. En la foto, Anthony Maceira, secretario de Asuntos Públicos de la Fortaleza. (Ramón “Tonito” Zayas)

Mientras miles de personas se manifiestan en contra del gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, el primer ejecutivo se mantiene fuera del Palacio de Santa Catalina, en reuniones con jefes de agencia y evaluando proyectos que fueron aprobados por la Legislatura al terminar la pasada sesión legislativa.

Así lo informó el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Anthony Maceira, quien señaló que la prioridad del gobierno ante el paro nacional es garantizar la seguridad de los que se den cita hasta la concentración masiva en Hato Rey.

Pero atender el reclamo de los manifestantes no está en la lista de prioridades, señaló.

“El gobernador, al tomar la decisión de renunciar a la aspiración para la reelección a la gobernación el año entrante, para promover una transición ordenada y democrática del poder en Puerto Rico y a la misma vez garantiza que continuemos viviendo bajo el marco de nuestra Constitución y sus garantías. Él ha sido claro en cuanto a cuál va a ser su proseguir, él hará la transición del poder cuando se den las próximas elecciones y tenga su sucesor o sucesora”, sostuvo Maceira, quien señaló que no podía informar dónde se encuentra Rosselló Nevares por motivos de seguridad.

Ayer, el primer ejecutivo anunció su renuncia a la presidencia del Partido NuevoProgresista (PNP), así como que no aspirará a la reelección en el 2020.

Esto, sin embargo, hizo poco para aplacar la indignación de los miles de ciudadanos que exigen su renuncia como gobernador.

El secretario de Asuntos Públicos destacó, al igual que lo hizo Rosselló Nevares el domingo, que el primer ejecutivo enfrentará con “la verdad” el proceso de residenciamiento que se prevé dará inicio la Cámara de Representantes.

“En su mensaje ayer, (el gobernador) le dio la bienvenida. Adicional a ello indicó que lo enfrentará con toda la verdad, de manera valiente y responsable”, expresó.

La indignación de miles de personas ha ido en aumento luego que hace una semana se divulgara un chat en el cual el gobernador y varios de sus colaboradores más cercanos discutían las estrategias de comunicación, a la vez que lanzaban insultos, burlas y críticas contra opositores, artistas, ciudadanos privados y miembros del mismo gobierno, entre otros. Días antes, las autoridades federales arrestaron a seis personas por un presunto esquema de corrupción y fraude con fondos federales, entre ellas la exsecretaria de Educación, Julia Keleher y la extitular de la Administración de Seguros de Salud, Ángela Ávila.

Maceira destacó que hoy es un día normal de trabajo en el gobierno. No obstante, personal administrativo de Fortaleza fue asignado a laborar a las oficinas de otras agencias de gobierno, apuntó.

“No se minimiza lo que está ocurriendo, pero el gobierno sigue operando. Es necesario que el gobierno continúe operando. El mejor ejemplo es que se sostienen múltiples reuniones con distintos jefes de agencia, en el día de hoy este servidor también se encuentra visitando distintas agencias para garantizar que el gobierno se mantenga operando, que el gobierno continúe y que, al final del día, los servicios a la ciudadanía se continúen prestando”, señaló Maceira.

El funcionario insistió que el gobierno de Rosselló Nevares no ha colapsado y sostuvo que quien diga lo contrario “sus razones tendrá”.

Ante las renuncias de funcionarios de alto nivel que han dejado sus puestos en la última semana y media, Maceira señaló que el mandatario evalúa quienes llenarán las vacantes. La salida más reciente se reportó anoche, cuando Gerardo Portela Franco renunció a los tres cargos que ostentaba en el gobierno, entre ellos oficial principal de inversiones de La Fortaleza.

Maceira indicó que Portela Franco había anunciado previamente que dirigiría la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda y el Banco de Desarrollo Económico de manera temporal, por lo cual su salida era esperada y los acontecimientos de los últimos días solo la aceleraron.

“¿Y usted permanecerá en el gobierno?”, se le preguntó.

“Mientras, mientras, mientras… Sí”, respondió.


💬Ver 0 comentarios