Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

GUAYANILLA - Buques de almacenamiento y regasificación de gas natural licuado, anclados de forma permanente en diferentes puntos de la costa de Puerto Rico, están entre las alternativas viables que barajea la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para sustituir el uso de petróleo para generar energía en la Isla.

“Cuesta menos y no hay que expropiar a nadie”, expresó José Ortiz, presidente de la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Una visita rutinaria de una de estas embarcaciones de almacenaje y regasificación a las instalaciones de EcoEléctrica, en Guayanilla, dio paso a que Ortiz y el vicepresidente de la Junta, José Pérez Canabal, ofrecieran detalles del terminal flotante de gas propuesto para la Central Aguirre, entre Guayama y Salinas, la de mayor capacidad generatriz en Puerto Rico.

De concretarse la conversión a gas natural de Aguirre, Puerto Rico produciría para el 2014 dos terceras parte de su energía con este combustible, ya que recientemente se realizó el cambio en la central de Costa Sur.

Mientras que, en el norte de la Isla, Ortiz mencionó que se evalúa la posibilidad de construir otro terminal flotante de gas natural fluido, o transportar el combustible en su estado gaseoso desde Aguirre en barcazas de menor tamaño.

Sin embargo, el presidente de la Junta de la AEE no fue categórico respecto a que el Gobierno haya tomado la decisión de abandonar el proyecto del gasoducto del norte. Se limitó a decir que el 15 de junio le entregarán el informe con recomendaciones al gobernador.

Sí adelantó que todas las alternativas incluirán datos sobre el tiempo de implementación, el cumplimiento con las nuevas regulaciones de la Administración Federal de Protección Ambiental (EPA) sobre emisiones, y el impacto en la reducción del costo de la energía.

Tanto Ortiz como Pérez Canabal reiteraron en múltiples ocasiones que es necesario hacer una conversión rápida a gas natural para cumplir con las nuevos requisitos de la EPA, a la vez que se baja el costo de la energía a los abonados. Y expresaron que este combustible fósil, considerado más limpio, es la alternativa más viable para complementar la introducción de fuentes de energía renovable.

El vicepresidente de la Junta de la AEE detalló que la EPA requiere que para diciembre de 2015 se reduzca el 100% de las emisiones de gases visibles. Con la conversión de Costa Sur, el ejecutivo dijo que se ha logrado bajar 75%.

“No tenemos tiempo para inventar. El plan (de trabajo de la AEE) va a la par con las regulaciones ambientales y con la mejoría económica que queremos... Es un plan que se tiene que cumplir, no se puede politiquear con él. Un mes que nos retrasemos es un mes que nos pondría a pagar penalidades y atrasar la economía”, afirmó Ortiz.

Encaminado el puerto de gas

El ejecutivo indicó que la corporación pública ya inició el proceso de solicitar los permisos correspondientes, y que no se vislumbran obstáculos para llevar a cabo el proyecto.

“Ya hicimos el ‘pre-filing’, que es la parte del proceso donde le presentamos la intención de solicitud final a la FERC (Comisión Federal Reguladora de Energía). Nos dijeron que sigamos adelante con el resto del proceso... No esperamos ningún problema para conseguir la aprobación, estamos supliendo a través de un área donde ya se suple combustible”, dijo Ortiz.

Los máximos ejecutivos de la Junta de la AEE dijeron que el terminal de gas flotante, conocido como el “GasPort de Aguirre”, comenzará a operar entre agosto y octubre de 2014. Con este se eliminará por completo el uso de petróleo para generar electricidad en dicha central.

La instalación tendrá un costo de $300 millones, que serán costeados por la empresa tejana Excelerate, la cual operará la instalación con un contrato de 15 años, luego de los cuales el terminal pasará a manos de la AEE.

Ortiz mencionó que la renta anual de la barcaza asciende a $43 millones, más los gastos del manejo de la operación.

La cifra no incluye el costo del gas natural, que estimaron entre $11 y $12 por millón de BTU (unidad de energía), pero que podría ser menor si se logra un acuerdo para comprar el combustible en Estados Unidos. Al presente, los cargamentos que recibe EcoElétrica provienen de Trinidad y Tobago.

“El ahorro es de sobre $300 millones en Aguirre, entre la termoeléctrica y la planta de ciclo combinado”, destacó Pérez Canabal, para enfatizar que la conversión a gas natural es rentable en esa operación.

Por su parte, el senador Larry Seilhamer comentó que el Gobierno realiza gestiones para que se exima de las Leyes de Cabotaje el transporte de gas natural desde Estados Unidos a la Isla.

Ecoeléctrica como base

Los ejecutivos realizaron un recorrido por el buque Cape Ann, operado por la empresa Höegh LNG, que se encontraba en la Isla para despachar gas licuado a las operaciones de EcoEléctrica, en Guayanilla. Al presente, este es el único puerto de entrada de gas natural a Puerto Rico.

Hace 10 años que EcoElétrica comenzó a venderle energía generada con gas natural a la AEE. Y hace un mes que le envía dicho combustible por tuberías a la central Costa Sur, propiedad de la corporación pública.

“En el primer mes de operación, Costa Sur ha consumido el mismo volumen que nosotros. Ahora, el 30% de la energía de Puerto Rico entra por el terminal de EcoEléctrica”, dijo Carlos Reyes, gerente de la planta de EcoEléctrica.


💬Ver 0 comentarios