Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La secretaria de Educación, Julia Keleher (horizontal-x3)
La secretaria de Educación, Julia Keleher. (GFRMedia)

El Departamento de Educación favoreció esta mañana legislación dirigida a establecer un fondo de becas para estudiantes dotados y establecer una asignación anual de $700,000 al Instituto de Investigación y Desarrollo para Estudiantes Dotados (IIDED), entidad líder en la isla que atiende esta población, calculada en unos 20 mil niños.

La posición de la agencia fue vertida en una vista de la Comisión del Senado donde una decena de niños clasificados dotados, o sea, su coeficiente intelectual supera los 130, relataron a los senadores Abel Nazario y Migdalia Padilla lo que significa ser un niño dotado, sus necesidades y el discrimen que algunos reciben tanto en el sistema público de enseñanza como en el privado.

El proyecto de fondo de becas es de la autoría de Nazario y dispone que del presupuesto actual de becas asignadas dentro de Educación se destine el 15%  a estudiantes dotados o con alto potencial intelectual con la intención de que puedan tomar cursos avanzados en universidades, ya sean públicas o privadas. Nazario también es autor de la medida que asigna fondos al IIDED, el P de la S 572.

Daniel Russe, en representación de la secretaria de Educación, Julia Keleher, indicó que la agencia condiciona su apoyo a la asignación anual al IIDED a que este organismo esté abierto a una auditoría anual sobre el uso de los fondos. En cuanto al proyecto de las becas, indicó que los estudiantes beneficiados deberán estar inscritos en un registro de estudiantes dotados.

En cuanto a la propuesta de la beca, Félix Avilés Medina, secretario auxiliar de servicios integrados en Educación, dijo que este año fiscal la agencia está separando $150,00 para que estudiantes dotados puedan tomar cursos universitarios. Se trata de tres becas diferentes: una para costear campamentos de verano, otra para costear tres créditos universitarios a niños dotados y la tercera se conocen como Máximo Mérito de Honor, que cubre aún más gastos universitarios.

La Asociación de Colegios y Universidades Privadas de Puerto Rico endosó ambas medidas, aunque advirtieron que el fondo de becas de Educación se ha ido achicándose considerablemente desde el año fiscal 2012-2013, cuando alcanzó los $25.7 millones hasta el año fiscal pasado, donde el pote fue de $6.9 millones.

En la vista, Pedro Juan Morilla Morales, de 11 años, se expresó a favor de la creación de lo que se conocería como la Carta de Derechos de los Estudiantes Dotados.

“Todos reconocemos que somos diferentes, pero, como sociedad, queremos que todos aprendan como si fueran la misma persona. Esa estandarización de los procesos ha creado, sin desearlo, un ambiente solitario, doloroso y decepcionante para aquellos mientras en el aula se practica la suma de fracciones, podemos manejar la factorización de polinomios”, dijo elniño, que arrancó aplausos con su ponencia.

El preadolescente señaló que los niños dotados como él deben ser vistos como “herramientas de desarrollo” del país y recalcó en la importancia de que se desarrollen currículos “amigables a la imaginación”, de niños como él.

Ivana Irizarry, también de 11 años, denunció que en el ambiente escolar no es la norma que niñas y niños puedan satisfacer su necesidad de aprender con mayor rapidez “y adentrarnos en conceptos y temas diferentes”.

Cuando yo estaba en el sistema académico tradicional, recuerdo que un día empezamos a multiplicar y yo estaba muy emocionada, pero al siguiente día volvimos a sumar y restar otra vez. Yo estaba adelantada en la multiplicación, pero tuve que volver atrás con todos mis otros compañeros de clase que no lo entendieron”, dijo.

Irizarry actualmente es educada en el hogar.

En la vista, varios niños mencionaron como los maestros no están preparados para atender estudiantes dotados y se dividen entre los que no creen en el concepto de estudiantes dotados hasta los que lo reconocen “pero no hacen nada”.

“Muchos maestros tienen dificultades con grupos grandes y el maestro no llega a todo el mundo. No todo el mundo aprende de la misma forma”, dijo Saadia Paola Jiménez Ñeco, de 14 años. “Si el maestro se orientara más sobre la situación de los estudiantes dotados su manera de ayudar al estudiante sería diferente”.


💬Ver 0 comentarios