(semisquare-x3)
La nominada a comisionada Negociado Ciencias Forenses, Beatriz Zayas, deberá enfrentar la severa crisis de falta de personal, incluyendo balísticos y patólogos, y de exceso de cadáveres sin que se les haya realizado la autopsia. (GFR Media)

Beatriz Zayas, quien se estrena mañana como comisionada interina del Negociado de Ciencias Forenses, tiene ciertas ideas para enderezar la dirección de la institución, pero no será hasta que examine sus finanzas y operación que revelará su plan de acción.

Un día después de que el gobernador Ricardo Rosselló anunciara su nombramiento para dirigir la entidad, que forma parte de la sombrilla del Departamento de Seguridad Pública, Zayas conversó con El Nuevo Día sobre sus aspiraciones para dirigir Forenses, en momentos en que la gran cantidad de cadáveres almacenados en su edificio ha obligado a la administración a nuevamente habilitar un vagón refrigerado en su sótano.

Zayas, por un lado, insistió en que cumple con el requisito de la ley orgánica del Departamento para ejercer el puesto. La Ley 20-2017 dispone que, quien dirija el Negociado, deberá ser un científico forense con al menos cinco años de experiencia en el campo.

La ley define científico forense como toda persona que haya obtenido un grado académico superior especializado en el análisis científico “de evidencia utilizable en la investigación criminal y en la administración de la justicia”. Además, que “sea versado en el estudio y la aplicación de cualquiera de las disciplinas comprendidas bajo las ciencias forenses”.

Zayas es toxicóloga molecular.

“Las ciencias forenses se asocian con cuerpos y cadáveres, pero las ciencias forenses son un conjunto de disciplinas científicas y una de ellas es la toxicología…”, argumentó en entrevista telefónica.

Tanto el senador Henry Neumann como el representante Juan Oscar Morales, ambos de la mayoría novoprogresista, han expresado dudas sobre si Zayas cumple con el requisito de ley para dirigir el Ciencias Forenses. La nominada, por lo pronto, no tiene reuniones pautadas con legisladores para darse a conocer, ya que tiene que ser confirmada por el Senado.

Zayas no divulgó el salario que devengará como comisionada, pero dijo que está dentro de la “escala razonable”. El Departamento no reveló la información al cierre de esta edición. La nominada aseguró que no se alcanzó ningún acuerdo especial sobre su salario con su anterior patrono, la Universidad Ana G. Méndez, para aceptar la posición.

Dijo que le dedicará al Negociado todo su tiempo, aunque podría colaborar como mentora de estudiantes en la preparación de tesis.

¿Cómo surgió su nombramiento?, preguntó este medio.

“Estaba haciendo mis funciones y se me hace el acercamiento. Lo evalué y sé que hay unas necesidades en Puerto Rico, unas áreas de oportunidad”, comentó.

“Hay áreas de oportunidad en el Negociado y entiendo, estoy clara que mi trasfondo científico es necesario y cae perfectamente dentro del Negociado. Confío que, con el apoyo del gobernador, podremos mejorar la situación del instituto (Forenses)”, agregó.

Ciencias Forenses enfrenta una severa crisis de falta de personal, incluyendo balísticos y patólogos. De estos últimos hay cinco permanentes y tres auxiliares, lo que ha redundado en la acumulación de cadáveres, esperas de hasta 15 días para la entrega de cuerpos y dilaciones de meses para el análisis de pruebas necesarias para probar casos criminales.

Desde el gobernador hasta el secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera y los pasados directores del Negociado, todos han reconocido la crisis en la institución, que sigue sin resolverse.

Cuando se le preguntó específicamente cómo atenderá la crisis de falta de personal sin dinero adicional, dijo que, si contestaba la pregunta, sería irresponsable.

“Tengo que ver las finanzas, ver los recursos más allá de lo que se ha conversado. Si te doy una respuesta exacta no sería responsable de mi parte, pero tan pronto tenga esa información y pueda establecer un plan de acción y el gobernador lo apruebe, lo van a saber”, respondió.

Acto seguido, ofreció su teoría sobre la acumulación de cadáveres, la cual atribuyó al huracán María.

“Es a raíz del huracán María que se sale de proporción y el número de cuerpos se excede y la mano de obra no da abasto”, dijo en alusión al huracán.

El huracán María pasó por Puerto Rico hace casi 16 meses.

Desde entonces, la cifra de cuerpos en espera por autopsia ha fluctuado, desde 297 cadáveres en junio y 324 en agosto.

Cuando se le insistió, entonces, cómo aceptaba el nombramiento sin tener esa información clara, contestó que “hay asuntos que se publican; algunos son exactos y otros están cambiando”.

“El Negociado son ciencias forenses y si algo quiero dejar allí cuando culmine mi labor es que la gente entienda que el Negociado no tiene colores. Ni rojo, ni azul ni verde, es un recinto de ciencia”, señaló Zayas.


💬Ver 0 comentarios