El senador Juan Dalmau es el autor de la medida. (GFR Media)

El Senado aprobó ayer, martes, de forma unánime un proyecto de ley que extiende las protecciones de la Ley de Menores a los jóvenes registrados en el Programa de Educación Especial hasta que cumplan los 21 años.

En la medida, del senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, se sostiene que la Ley de Menores protege a los jóvenes hasta los 18 años, “sin hacer reconocimiento específico de las protecciones legales especiales que pudieran necesitar los menores con diversidad funcional entre los 18 y los 21 años de edad ante los escenarios de maltrato y peligro previstos por ese estatuto".

"De esta manera, armonizamos el ordenamiento aplicable para que todas aquellas personas con diversidad funcional, que todavía se encuentran en su proceso educativo formal bajo el sistema de educación público como el privado, no queden desprotegidos ante situaciones de maltrato y peligro una vez cumplen los 18 años de edad”, sostuvo el senador.

La pieza legislativa ahora pasa a la Cámara de Representantes para su evaluación.

De hecho, Dalmau Ramírez también tiene pendiente en la Cámara un cuerpo de ley con que se busca atender escenarios de "bullying" en las escuelas públicas del país cuando todas las partes involucradas están registradas en el Programa de Educación Especial.

Dalmau Ramírez sostiene que en la Ley 85-2017, que establece los protocolos a seguirse para caso de "bullying" escolar, no se contemplan escenarios en que todas las partes relacionadas al incidente se encuentran registradas en el Programa de Educación Especial.

Como resultado de esta laguna en la ley, según Dalmau, un estudiante de Educación Especial víctima de "bullying" puede ser revictimizado al ser removido, en aras de atender el problema inmediato, del salón donde se supone que reciba todos sus servicios.

Con el proyecto, se incluye una especie de principio general que tendrá que aplicar el Departamento de Educación (DE) para atender estos casos. En concreto, dispone que cuando todas las partes envueltas en un caso de "bullying" estén registrados en el Programa de Educación Especial.

"La escuela tomará de inmediato aquellas medidas que resulten necesarias para salvaguardar la integridad física y emocional del menor querellante o denunciante, en la manera menos onerosa para él o ella, preservándose su ubicación y honrándose las disposiciones de su Programa Educativo Individualizado (PEI) independientemente de la adjudicación final del caso", reza la medida.


💬Ver 0 comentarios