Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, y el secretario de la Gobernación, Marcos Rodríguez Ema, anunciaron esta tarde la cancelación del contrato de la aseguradora MCS-HMO con Mi Salud.

La decisión, que se anunció en La Fortaleza, se tomó luego de varias "reuniones infructuosas" con MCS-HMO, expresó González Feliciano. Ahora ambas partes entran en una etapa de terminación y transición de contrato, que podría durar hasta 90 días.

Lo anterior significa que MCS-HMO dejará de servir a Mi Salud en las cinco regiones en las que sirve al presente. En esas cinco regiones tiene aseguradas a unas 850,000 vidas, que no se quedarán sin servicio médico, según lo exigen las leyes y el contrato firmado por las partes.

"Durante ese proceso de transición, el gobierno estatal con el apoyo del gobierno federal, estará velando por el cumplimiento estricto de los términos del contrato con MCS-HMO y asegurándose, en todo momento, de proteger el servicio de salud al que tiene derecho la población de Mi Salud en Puerto Rico", dijo González Feliciano en un comunicado de prensa.

El funcionario le aseguró a los proveedores que sus pagos serán honrados y que se contratará una compañía que audite y valide, junto a la Administración de Seguros de Salud (ASES), la factura recibida de estos proveedores.

Versiones apuntan a que Triple S pudiera sustituir a MCS-HMO.

La cancelación del contrato se da un día después de que González Feliciano reconociera que urge que el Gobierno trabaje para enderezar los tropiezos que han surgido en la puesta en marcha de Mi Salud con MCS-HMO, una de las tres aseguradoras contratadas para correr el Plan de Salud del Gobierno (PSG).

Humana y APS son las otras dos aseguradoras contratadas para correr Mi Salud.

Cuando Fortuño anunció Mi Salud recalcó que este modelo no requería referidos a especialistas médicos y autorizaciones en las recetas. Esto aplica si el paciente recurre a proveedores contratados por el grupo médico primario como la red preferida de proveedores. De acudir a un especialista fuera de la red, el paciente necesitaría un referido del médico primario, al igual que para validar la receta.

Los atrasos y variaciones en los pagos mensualmente a los proveedores han provocado múltiples quejas, sobre todo contra la aseguradora MCS-HMO.

La cancelación se da, además, cuatro meses después de que José Ramón Mirabal Rodríguez dejara la presidencia de MCS-HMO, puesto pasó a ocupar José Durán Ferrer. Mirabal Rodríguez dejó la presidencia el pasado 11 de marzo.

El Nuevo Día supo que los miembros de la Asociación de Hospitales están reunidos en este momento para discutir las repercusiones de la cancelación del contrato a MCS-HMO.

Mientras, la presidenta de Colegio de Médicos Cirujanos, Alicia Feliberti, opinó que el proceso de transición podría acrecentar la crisis que se vive en Mi Salud, precisamente, por los atrasos en los pagos a los proveedores.


💬Ver 0 comentarios