El Municipio de Canóvanas espera comenzar mañana la administración de las pruebas, mientras Naguabo busca iniciar antes del fin de semana. (GFR Media)

Los Municipios de Canóvanas y de Naguabo concretaron este miércoles la compra de cientos de pruebas para detectar el coronavirus (COVID-19) en la población de dichos ayuntamientos, en momentos en que hay temor de que aún con las medidas establecidas por la gobernadora Wanda Vázquez Garced no se logre frenar el contagio por personas con el virus no detectadas.

El doctor Carlos Mellado, director médico del Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDC) de Canóvanas, favoreció las medidas como el toque de queda, pero enfatizó en que, sin las pruebas a la ciudadanía, las posibilidades de contagio no desaparecen.

“Si nosotros tuviéramos la prueba e identificamos un paciente positivo, entonces ya ese paciente yo puedo tener la certeza de que no vaya a la calle, no vaya al supermercado, de que no vaya a las cosas que se puede ir durante el toque de queda”, sostuvo.

La data epidemiológica permitiría además observar la cantidad de casos y cómo va comportándose la curva de positivos o negativos, lo que a su vez permitirá continuar la planificación de medidas preventivas más amplias, “para evitar que quizás pacientes que tengan la condición estén acudiendo a la calle, que es lo que puede estar pasando ahora, porque no sabemos si tenemos pacientes positivos o no, podemos sospecharlo, clínicamente”, advirtió Mellado.

En el caso de Canóvanas, la alcaldesa Lorna Soto firmaría hoy el contrato con Quest Laboratories, y esperan poder comenzar a administrar las pruebas tan pronto como mañana, indicó Mellado.

Soto sostuvo ayer que separaron $75,000 del presupuesto municipal para la compra de 1,000 pruebas para detectar el coronavirus. Mellado explicó que para la administración de la prueba se le dará prioridad a las personas que presenten ciertos factores de riesgo, como ser mayor de 60 años y presentar síntomas como fiebre y tos, así como personas con su sistema inmunológico comprometido, condiciones crónicas, diabetes descontrolado, enfermedades pulmonares, entre otros.

En las instalaciones del CDT, se instalará una carpa aislada para manejar específicamente los pacientes con sintomatología asociada al COVID-19.

“Si se diera el caso que hubiera un paciente joven que haya presentado algún tipo de cuadro, dificultad respiratoria o algo por el estilo, pues nosotros analizaríamos cada uno de esos casos”, sostuvo el doctor. En Canóvanas, la población de adultos mayores ronda en los 10,277, detalló Mellado.

“Cualquier paciente que tenga dificultad respiratoria, lo estaríamos dirigiendo hacia un hospital, porque nosotros somos una facilidad de servicio primario. Lo que queremos básicamente es tratar de comenzar a tener data epidemiologia para poder entonces hacer una cuarentena dirigida a proteger al resto de la población”, manifestó el doctor.

Por su parte, el alcalde de Naguabo Noé Marcano, dijo a este medio que firmó hoy el contrato –también Quest Laboratories–, al actualizar la información sobre los procesos que lleva a cabo para iniciar la administración de la prueba en las instalaciones del CDT de ese pueblo.

El Municipio pactó para adquirir 200 pruebas a un costo de $15,000. Marcano precisó que a las 2:00 de la tarde tendría una llamada con dicha compañía para coordinar la entrega de los kits y sostuvo que espera que antes del fin de semana todo esté listo para comenzar a recibir personas con síntomas asociados al virus en las instalaciones del CDT.

“Se va a establecer unas carpas a las afueras del CDT, estilo servicarro, para evitar que estas personas que lleguen con esta sintomatología compartan o coincidan con gente que está en sala de emergencia del hospital que va para otro asunto”, explicó. “Todo el que llegue se va a mantener en sus vehículos”.

Esas carpas estarán equipadas con lavamanos portátiles y se mantendrá un protocolo de higiene, con un equipo esterilizado, “para solamente atender ese tipo de casos bajo las carpas”, indicó el ejecutivo municipal.

Un médico o personal de enfermería realizará un cernimiento a los pacientes para determinar si los síntomas que presenta la persona son asociados al coronavirus. El alcalde explicó que buscarán primero descartar los diagnósticos de influenza y micoplasma en los pacientes, como método para administrar los exámenes de coronavirus solo en los casos sospechosos con mayor probabilidad o los que un médico determine que requieren la prueba de inmediato.

“Las pruebas van a ser suministradas a residentes de Naguabo”, enfatizó Marcano.


💬Ver 0 comentarios