En el 1939 la catedral de Ponce fue remodelada y se le construyeron varias torres de hormigón. (Suministrada)

Ponce - Aunque no está en peligro de colapsar, la histórica Catedral de Ponce tendrá que continuar cerrada al público mientras ingenieros determinan el tipo de reparación que necesitará para atender los daños que sufrió por los sismos registrados al sur de Puerto Rico.

Así lo informó el Padre Arturo, rector de la Catedral de Nuestra Señora de la Guadalupe en Ponce, considerado el segundo edificio más antiguo de la Iglesia Católica en Puerto Rico.

"Vinieron los ingenieros el 8 de enero y el último vino el 11 de enero. Aunque no nos han entregado el informe por escrito, nos han dicho que dado todos los movimientos (sísmicos) que se están dando, la catedral se ha portado bien estructuralmente hablando", dijo el sacerdote, en referencia a que no está comprometida su estabilidad.

La Catedral de Ponce deberá mantenerse cerrada por recomendación de los ingenieros hasta que se detenga la actividad sísmica. (Suministrada)

No obstante, destacó, "hay grietas, desprendimientos, y por seguridad, como continúa la actividad sísmica, la recomendación de los ingenieros es mantenerla cerrada hasta nuevo aviso".

"Sí hay grietas que nos preocupan... Una vez termine la actividad sísmica, se procederá a evaluar más profundamente, para pedir recomendaciones y actuar de la manera más prudente. Lo más importante es la seguridad de la gente", manifestó el rector de la catedral ponceña, quien dijo que todavía no tienen un estimado del costo de los daños.

En su trayectoria centenaria, no es la primera vez que esa iglesia, ubicada en la Plaza de las Delicias de Ponce, sufre las consecuencias de un terremoto.

El historiador Radamés Rivera Lugo indicó que en el terremoto de 1918 se afectaron tanto las dos torres, que tuvieron que ser demolidas, además de otros impactos severos en la estructura.

"Pero el edificio principal, donde está el templo original, ha sobrevivido desde el principio a varios temblores", comentó. "No se vino abajo completo, como mucha gente piensa... Se mantuvo gracias a las columnas triples".

Según Rivera Lugo, en 1939 se completó la remodelación, con la construcción de las dos torres actuales en hormigón, con un diseño alusivo a la fachada que se demolió.

Esta no es la primera vez que la estructura sobrevive a un sismo, pues así lo hizo después del terremoto de 1918. (Suministrada)

Además se realizaron cambios en el techo y se establecieron los vitrales actuales.

"Esa iglesia ha sobrevivido a varios temblores y terremotos", destacó el historiador, quien dijo que no se tienen detalles del efecto que haya tenido el terremoto de 1867, pues muchos expedientes de los párrocos se han perdido en dos incendios.

Sí sabe que los muros del templo son los construidos en 1839, que siguieron a la evolución que experimentó por cientos de años la iglesia, que comenzó con una simple hermita de oración entre 1662 y 1670, para ganaderos nómadas, y que promovió el levantamiento de viviendas en el área.

"Con el pasar del tiempo se siguieron añadiendo cosas por la gente que iba allí. Y la tienen que haber mejorado mucho porque en 1692 una Real Cédula del Rey establece que la hermita de la Guadalupe de Ponce fuera declarada Parroquia Colativa de Coamo", señaló.

Ahora la iglesia enfrenta un nuevo reto, pero el padre Arturo opinó que podrán superarlo. Por lo pronto, han movido los servicios religios.

"Las mismas se movieron a la cancha del seminario Regina Clery. Después estaremos evaluando otras opciones", aseveró.


💬Ver 0 comentarios