El alcalde de Cayey, Rolando Ortiz. (GFR Media)

El alcalde de Cayey, Rolando Ortiz, indicó esta tarde que su división legal está preparando una demanda contra los dueños de la empresa CERES Environmental Services por incumplir con el pago de patentes desde que se instalara en el municipio tras el paso del huracán María en el 2017.

Esta tarde ha trascendido por medios televisivos que, dentro del almacén, ubicado en el barrio Montellanos, se han encontrado materiales para la instalación de toldos.

“Eso pertenece a una corporación norteamericana que se llama CERES Environmental. Estamos en gestiones administrativas porque no han querido pagar patentes o reflejar o informar la cuantía de lo que representa el negocio para fijarles una patente”, dijo Ortiz a El Nuevo Día al describir sus dueños, a quienes no identificó, como norteamericanos que llegaron a Puerto Rico tras María “para lucrarse del dolor del pueblo”.

“Hay materiales como palos, paneles de madera y eran contratados por compañías que estaban en el programa Tu Hogar Renace”, dijo. “Con esos materiales suplían a estas compañías”, agregó.

Ortiz dijo estar “convencido” de que el material encontrado en el almacén fue adquirido con fondos federales, específicamente del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (Usace, por sus siglas en inglés).

Dijo, a preguntas, que los estadounidenses alquilaron el almacén a los dueños de las antiguas ferreterías Massó.

“De ahí salían las brigadas para poner toldos a las familias y, después, a construir techos”, dijo.

Aseguró que desde que se la compañía se estableció en Cayey intentó entablar comunicación con sus dueños para iniciar gestiones de cobro.

“Ayer, precisamente, estábamos discutiendo el asunto del cobro a morosos. Establecimos un contacto con ellos y nos están dando información, pero a cuenta gotas”, dijo al precisar que no ha identificado puertorriqueños participantes en la empresa.

Reacciona la empresa

En un comunicado de prensa, CERES indicó que tiene presencia en Puerto Rico desde 1989 "con un registro debidamente autorizado para operar".

"Los materiales que la compañía mantiene en dicho almacén responden a las operaciones que la compañía tiene en Puerto Rico, los proyectos para los que se está preparando y los proyectos que está llevando a cabo en las islas vecinas de St. Thomas y Santa Cruz. Asimismo, la compañía mantiene un inventario de respaldo como parte de sus contratos de emergencia", lee el comunicado.

Se añadió que el almacén es privado y que todo material se traajo con fondos de la empresa.

"La mayor parte de todo el material de lona azul de los toldos que quedaba en el almacén se compraba con fondos de la empresa privada y la cantidad restante se considera chatarra, según las normas reguladoras", se agregó.

En el parte de prensa también se destacó que el alquiler se paga con fondos de la compañía y no del gobierno de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios